martes, 27 de diciembre de 2016

13:30:00
MÉRIDA, Yucatán, 27 de diciembre.- El aumento de tarifa es un regalo venenoso para esta Navidad. El sistema de transporte ya no tiene nada de público, ya que sólo obedece a intereses privados, del que el gobierno estatal es simplemente operador, señaló a través de un comunicado Raúl Paz Alonzo, presidente estatal del PAN y coordinador del grupo parlamentario albiazul en el Congreso del Estado.


El alza no tuvo nada de sorpresiva, ya que era algo que se cocinaba desde tiempo atrás. Y así lo demuestra la intensa, onerosa campaña de publicidad que lanzó paralelamente el gobierno estatal para contrarrestar a las críticas, haciendo énfasis en que la tarifa social se quedaba igual, agregó.

Es una realidad que el transporte público es deficiente por lo que aumentar el precio sin siquiera ofrecer a cambio unidades nuevas, se vuelve un insulto a los usuarios, dijo Paz Alonzo. 

El aumento, opinó, es la primera estocada para la ciudadanía, a la que le espera, en 2017, un año sumamente complicado. Así, en lugar de ayudar a la población, la perjudica aún más, dando el pistoletazo de salida a la inflación. El gobierno del Estado no veló por el ciudadano de a pie —en este caso, de a camión— sino por los cada vez más ricos transportistas, concluyó el legislador. (Con información del PAN Yucatán)