sábado, 31 de diciembre de 2016

12:39:00
MÉRIDA, Yucatán, 31 de diciembre.- De proceder la denuncia promovida por un grupo de panistas ante la Comisión Nacional Anticorrupción del PAN, Raúl Paz Alonzo podría terminar prematuramente su gestión como presidente estatal del partido tan pronto como a principios del 2017.

Raúl Paz (centro), presidente estatal del PAN y coordinador de los diputados locales (foto: José Repetto / Archivo)

Sin embargo, se comenta que existe la posibilidad de que con el fin de evitar un mayor impacto negativo a la institución Paz renunciara a su cargo, en vez de ser públicamente destituido, lo cual comentan lesionaría al partido.

Panistas no afines al actual presidente ven como posible e incluso probable este escenario, aunque evidentemente sus partidarios e incondicionales desestiman esta posibilidad y aseguran que las denuncias no tienen fondo y son producto de rencores familiares, rivalidades de antaño y un deseo de los excluidos por retomar el poder.

Aunque esto sucediera, Paz seguiría siendo diputado local y coordinador de la bancada panista en el Congreso del Estado, aunque recaería en el próximo presidente estatal la facultad de nombrar a otro legislador para dicha posición. La opción lógica, nos comentan, sería Beatriz Zavala Peniche, por sus años de experiencia legislativa, aunque tampoco se descarta a Elías Lixa Abimerhi por su habilidad como orador.

Sin embargo es preciso recordar que buena parte de la Comisión Permanente así como del nuevo Consejo Estatal están conformados por gente del grupo de Paz, por lo cual su posible destitución no significa el fin de su poder político dentro del PAN en la entidad.

Paz fue denunciado en meses pasados al igual que Miguel Rodríguez Baqueiro y Lucio Balam Herrera, Secretario General y de Asuntos Indígenas del CDE, respectivamente, por presuntos actos de corrupción supuestamente registrados durante el trienio pasado, cuando Paz fue diputado federal y Baqueiro y Balam alcaldes de Tixkokob y Chemax, respectivamente.

Entre los panistas que alzaron la voz para pedir que se investigue a los antes mencionados por su presunta implicación en el escándalo de los "moches" se encuentran el ex gobernador Patricio Patrón Laviada; los ex senadores y consejeros vitalicios Hugo Laviada Molina y Benito Rosel Isaac, el segundo ex presidente estatal del PAN; Luis Montoya Martínez, también ex presidente estatal y Carlos Aldana Herrera, quien estuviera a cargo de investigar a los gobiernos de oposición en el anterior Comité, entre otros liderazgos.

Aunque no han estado presentes en las ruedas de prensa encabezadas por Patrón Laviada para dar seguimiento al caso, también firmaron un documento pidiendo que se investiguen los hechos Hugo Sánchez Camargo y Julio Sauma Castillo, ex presidente y ex secretario general del CDE; Jorge Gamboa Wong, ex diputado local y ex secretario general y Raúl Arceo Alonzo, ex oficial mayor.

Cabe recordar que en 2015 fue destituido el presidente del PAN en Sinaloa y que el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) designó a un dirigente provisional para encabezar al partido en dicha entidad. Éste fue Renán Barrera Concha.

La Comisión Anticorrupción, encabezada por Luis Felipe Bravo Mena, debe dar a conocer su resolutivo a más tardar el 7 de enero, según se indicó en la última rueda de prensa de Patrón Laviada. (José Repetto)