lunes, 26 de diciembre de 2016

09:58:00
TLAXCALA, 26 de diciembre de 2016.- El presunto intento de secuestro de dos menores de edad ocurrido la noche de este 25 de diciembre desató la violencia en el municipio sureño de San Pablo del Monte, protagonizada principalmente por personas en estado de ebriedad.

De acuerdo con información oficial, todo inició cuando un matrimonio sostuvo una acalorada discusión, por lo que el padre decidió irse de su casa junto con sus hijos, por lo que la madre pidió el apoyo de la policía para impedirlo.

Fue así que minutos después el padre fue retenido y los menores hijos llevados a su hogar.

Durante los violentos hechos tres patrullas de la policía municipal fueron quemadas. (El Sol de Tlaxcala)

No obstante, rumores de que se registraba un presunto secuestro alertó a habitantes y personas en estado de ebriedad que abundaban en la vía pública para estallar en vandalismo.

El padre de los menores fue resguardado en los separos preventivos de la corporación municipal, lugar hasta el que arribaron decenas de enardecidas personas para exigir fuera entregado con la intención de lincharlo al creer que era un secuestrador.

Durante los violentos hechos tres patrullas de la policía municipal fueron quemadas y el edificio municipal registra algunos destrozos por piedras y botellas de vidrio que fueron lanzadas.

Al lugar llegaron granaderos adscritos a la Comisión Estatal de Seguridad para intentar frenar los disturbios al igual que el Comisionado de Seguridad, Oreste de Jesús Estrada Miranda

Las condiciones para acceder al lugar eran complicadas ante la furiosa turba que insistía  en hacerse justicia por su propia mano.

La turba dejó como saldo tres elementos de seguridad heridos. (El Sol de Puebla)