lunes, 12 de diciembre de 2016

16:20:00
CIUDAD DE MÉXICO, 12 de diciembre de 2016.- A pesar de amenazas de Donald Trump, la automotriz Ford confirmó su inversión en San Luis Potosí, detallando que en esta planta se estaría fabricando el modelo Ford Focus, asimismo el director general de la trasnacional calificó como poco creíble un arancel de 35 por ciento a los automóviles fabricados en México y prácticamente imposible de aplicar.

En entrevista con Associeted Press, Mark Field, director general de Ford señaló que la empresa continuará con sus proyectos fuera de los Estados Unidos, pero esto no quiere decir que se perderán empleos de Ford en territorio estadounidense y adelantó que la planta de Michigan producirá ahora dos modelos y no solo uno.


Fields subrayó que el gobierno de Trump simplemente no puede poner impuestos individualizados para un solo país o para una sola empresa, solo puede hacerlo para sectores enteros, por lo que de querer imponer un arancel, terminarìa por afectar a toda la industria automotriz americana y no solo a Ford, sobre todo porque la mayoría ya importa productos del sector automotriz o vehículos completos desde México.

Explicó que si Ford Focus está pensado para fabricarse en México (en San Luis Potosí) es porque se trata de un modelo compacto y en la actualidad los consumidores de este sector, exigen precios cada vez más bajos.

Cabe recordar que Ford está haciendo una inversión por alrededor de mil 600 millones de dólares en San Luis Potosí, en donde ya se construye su nueva planta que estaría fabricando de acuerdo a estas versiones periodísticas el modelo Ford Focus a partir de 2018. (Samuel Estrada / La Jornada)