martes, 20 de diciembre de 2016

11:48:00
WASHINGTON D.C., 20 de diciembre de 2016.- Cada vez más mujeres estadounidenses están usando marihuana durante sus embarazos, a veces para tratar malestares mañaneros.

Aunque las cantidades son pequeñas, el patrón crea preocupaciones debido a la evidencia que vincula la droga con alumbramiento de bebés con poco peso y otros problemas.

En 2014, casi el 4% de las mujeres embarazadas dijo que habían fumado marihuana recientemente, un aumento de 2,4% con respecto a 2002, de acuerdo con un análisis de sondeos anuales de consumo de drogas.

La doctora Nora Volkow, directora del Instituto Nacional sobre Abuso de Drogas, dijo que los resultados crean preocupaciones y exhortó a los médicos y otros profesionales que eviten recomendar la droga a mujeres embarazadas. Volkow hizo el comentario en un editorial publicado el lunes con el estudio en la revista especializada Journal of the American Medical Association.


Otro estudio en la misma revista halló que casi el 10% de consumidores adultos de marihuana en Estados Unidos, tres millones de personas, ha usado la droga al menos parcialmente por razones médicas; 20% de estos usuarios viven en estados donde la marihuana médica es ilegal.

Volkow destacó que los problemas relacionados con el embarazo no están entre los usos permitidos por las leyes que legalizan la marihuana medicinal en 29 estados y Washington capital. Pero las leyes tampoco prohíben ese uso y no incluyen advertencias sobre posibles efectos nocivos para los fetos, agregó.

Las pruebas contundentes de efectos dañinos son escasas, pero aparte de alumbramiento de bebés con poco peso, los recién nacidos cuyas madres consumieron marihuana durante el embarazo podrían enfrentar riesgos de anemia y otros problemas que requieren cuidado intensivo. También se ha hallado problemas de memoria y atención en niños mayores cuyas madres consumieron marihuana durante el embarazo, dijo Volkow.

No está claro cómo la marihuana podría conllevar a esos problemas pero Volkow dijo que una teoría es que podría interferir con la formación de células nerviosas y circuitos en el cerebro durante el desarrollo del feto.

El Colegio Estadounidense de Ginecólogos y Obstetras no recomienda que las mujeres embarazadas o lactantes usen marihuana.

Ambos estudios analizaron información de sondeos del gobierno estadounidense sobre uso de drogas, que están basados en información que los participantes proveen.

Uno de estos se enfocó en 200.510 mujeres en edad reproductiva que participaron en sondeos realizados entre el 2012 y 2014. También aumentó el uso reciente, en el último mes, por parte de mujeres no embarazadas en esos años, de 6% a 9%, indicaron investigadores del Centro Médico de la Universidad de Columbia.

Los doctores "deben de examinar y asesorar a mujeres embarazadas y mujeres que piensan quedar embarazadas sobre el uso de marihuana durante la etapa prenatal", dijeron los investigadores. (AP)