domingo, 25 de diciembre de 2016

14:38:00
JERUSALÉN, Israel, 25 de diciembre de 2016.- El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ha convocado este domingo a 11 de los 14 embajadores de los países miembros del Consejo de Seguridad, comenzando por Estados Unidos e incluyendo a España, en protesta por la resolución de condena adoptada el viernes por el máximo órgano ejecutivo de Naciones Unidas contra la construcción de asentamientos hebreos en los territorios palestinos.

Los términos de esta convocatoria son extremadamente insuales por la cantidad de embajadores convocados, por la importancia de los mismos y por la fecha de Navidad, aunque en Israel es un día laborable.

Benjamin Netanyahu llega a la reunión de su gabinete en Jerusalén hoy, 25 de diciembre. (EFE)

Netanyahu mantendrá reuniones con los diplomáticos de Reino Unido, China, Rusia, Francia, Egipto, Japón, Uruguay, España, Ucrania y Nueva Zelanda. Algunos de los embajadores, no obstante, estarán representados por sus subordinados, dado el carácter festivo que la fecha de Navidad tiene en las agendas de la diplomacia occidental.

La reunión más importante, la que mantendrá con el embajador estadounidense Dan Shapiro, no ha sido anunciada oficialmente pero sí ha sido confirmada por varias fuentes del Gobierno israelí, bajo condición de anonimato, al diario ‘Haaretz’.

El motivo reside en que este encuentro tiene un carácter extraordinario. La convocatoria de un diplomático estadounidense es inusual y, para rematar, la protesta será expresada en persona por el primer ministro Netanyahu y no por el Ministerio de Exteriores de Israel, como es habitual en estos casos, según explican los medios israelíes. El encuentro tendrá lugar esta noche.

El primer ministro pone así en marcha toda su maquinaria diplomática tras advertir este domingo en su reunión semanal del Consejo de Ministros de que podría tomar medidas adicionales antes de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ceda su cargo a Donald Trump el próximo 20 de enero. En el encuentro con su gabinete, Netanyahu describió la decisión del Consejo de Seguridad como “hostil y desequilibrado”.

“Desde hace décadas, los americanos y nosotros llevamos expresando nuestro desacuerdo sobre la situación de los asentamientos, pero siempre hemos coincidido en que el Consejo de Seguridad no era el foro apropiado para discutir este tema”, ha declarado. “Se lo dije el jueves a (el secretario de Estado) John Kerry: ‘Los amigos no llevan a los amigos ante el Consejo de Seguridad”. (La Razón)