martes, 20 de diciembre de 2016

20:33:00
MÉRIDA, Yucatán, 20 de diciembre de 2016.- Un presunto fraude a personas de la tercera edad se está llevando a cabo en estos días, aprovechando que un gran número de yucatecos dispone de recursos por los aguinaldos.

Un supuesto programa oficial que entrega dinero “a fondo perdido” para pequeños negocios es ofrecido vía telefónica por una persona del sexo masculino, que contacta a las personas mediante “una lista” con nombres de las personas susceptibles a recibir estos beneficios.

En llamadas realizadas al legislador federal Francisco Torres Rivas por vecinos de diferentes rumbos, en busca de su orientación, relataron que esta persona -identificada como Antonio Paredes Sánchez- ofrece 90 mil pesos “a fondo perdido”, previo depósito de 5,500 pesos por parte del interesado “para liberar el cheque”.


Esa persona les indica que es “un apoyo del Gobierno” sólo para personas que tienen un pequeño negocio, que es el caso de los vecinos que se comunicaron con Torres Rivas.

Señalan que “Antonio Paredes” asegura que se trata de un programa del Gobierno estatal, que entrega los cheques a través de la Contraloría del Estado. Y que antes debe hacerse un depósito de 5,500 pesos a “la licenciada Elizabeth Ortega Silveira” en la cuenta de Oxxo 4766840309598097.

Para ello piden a los interesados llevar su documentación al edificio del Instituto Municipal de la Mujer, dependiente del Ayuntamiento de Mérida, que se encuentra en la esquina de las calles 50 por 71.

Ahí el empleado municipal Adrián Paz recibe los documentos: CURP, credencial de elector y comprobante domiciliario, para posteriormente entregarlos “al encargado” del programa, “el licenciado Antonio Paredes”, e iniciar el “trámite” del cheque.

Para corroborar esta versión, personal del legislador Torres Rivas se comunicó al número del Instituto Municipal de la Mujer que aparece en la página web del Municipio. Efectivamente, fue el propio Adrián Paz quien atendió la llamada e indicó que él “no podía dar información, sólo recibía documentos”.

Se le pidió detalles del programa y respondió que “la verdad, me han estado trayendo documentos, pero yo sólo los recibo y los entrego”.

Ante la insistencia, dijo que “le aconsejo que contacte a la persona que se encarga de eso; se ve con Antonio Paredes Sánchez”.

“Mire, a mí sólo me pidió el favor (Antonio Paredes) de recibirlos y yo se los entrego. No puedo decirle más, yo sólo hago la recepción”.

-¿Usted trabaja en el Instituto de la Mujer? –se le preguntó.

-Sí, aquí trabajo –respondió.

Posteriormente se contactó a “Antonio Paredes” al teléfono 9995124117 -proporcionado por los mismos vecinos-

Al contestar, tras varios intentos, se le preguntó por “Elizabeth Ortega Silveira”.

-Para qué la busca, ¿quién le pasó el número?- cuestionó.

Tras responderle su pregunta, volvió a cuestionar: “Ajá, ¿de parte de quién? Sí la conozco, ¿usted quién es?”.

Cuando se le preguntó si él estaba ofreciendo estos programas y cuál era su nombre, cortó la comunicación.

En otra llamada, realizada por una persona distinta del equipo de Torres Rivas, el sujeto, tras preguntar el nombre de su interlocutor, dijo que “desconozco, tengo la lista pero no está usted en ella”.

Al solicitarle mayor información sobre el supuesto programa “a fondo perdido”, respondió “la verdad no sé, desconozco”. Y colgó.

Los vecinos que recurrieron al legislador Torres Rivas pidieron omitir sus nombres, pero son personas de la tercera edad que obtienen limitados ingresos de sus tienditas, talleres y otros pequeños negocios que apenas subsisten.

Y ante la promesa de dinero fácil “sin devolución” se entusiasmaron y, considerando los aguinaldos de sus familiares, pronto consiguieron la cantidad solicitada para hacer el depósito y “liberar el cheque”.

Se les pidió pagar “antes de las 4 de la tarde, para que el cheque pueda estar disponible a las 6 pm”.

Sin embargo, antes de entregar el dinero, los ciudadanos se acercaron a Torres Rivas en busca de orientación y asesoría, pero principalmente para corroborar esta información.

El legislador federal Francisco Torres hizo un llamado a los yucatecos a que no se dejen engañar y caigan en estas estafas, aprovechando la buena fe de los yucatecos.

“Panchito” Torres precisó que ningún programa de Gobierno se ofrece vía telefónica, sino directamente en las dependencias oficiales, y por ningún motivo se solicita cantidad alguna de dinero.

“Hay que estar alertas, sobre todo en estas fechas decembrinas en las que los delincuentes saben que se tiene algo de dinero por los aguinaldos” y dijo que está a las órdenes de la ciudadanía que desee aclarar más dudas de este tipo.