lunes, 19 de diciembre de 2016

18:56:00
CIUDAD DE MÉXICO, 19 de diciembre de 2016.- A partir del próximo año el fisco gravará con el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), las bebidas lácteas que contengan azúcares disueltas en agua, según establece un anexo de la Resolución Miscelánea para 2017.

Así, a partir del próximo año, bebidas como las leches de chocolate o endulzadas con otros sabores estarán obligadas por ley a pagar un peso por litro del mencionado gravamen.

“El artículo 2, fracción I, (inciso G) de la Ley del IEPS, establece que en la enajenación o, en su caso, en la importación de bebidas saborizadas que contengan cualquier tipo de azúcares añadidos, se aplicará una cuota de un peso por litro”, señala la disposición.


De acuerdo con la Ley del IEPS, establecida en la reforma fiscal de 2013, las bebidas no alcohólicas elaboradas por la disolución en agua de cualquier tipo de azúcares y que pueden incluir ingredientes adicionales como saborizantes naturales, artificiales o sintéticos, adicionados o no, de jugo, pulpa o néctar de frutas o de verduras o de legumbres, de sus concentrados o extractos y otros aditivos para alimentos, y que pueden estar o no carbonatadas, deben pagar el impuesto.

El gravamen ya existía, pero el SAT amplió su criterio de cobro para incluir las bebidas lácteas azucaradas que son consumidas principalmente por niños. (Proceso)