jueves, 17 de noviembre de 2016

11:21:00
WASHINGTON D.C., 17 de noviembre de 2016.- La presidenta de la Reserva Federal de EEUU (Fed), Janet Yellen, aseguró hoy que existe "un alto grado de incertidumbre" y necesita "más claridad" sobre las políticas del nuevo Gobierno del presidente electo del país, Donald Trump, antes de valorar sus efectos sobre las perspectivas económicas.

"Cuando haya más claridad, quizás actualicemos nuestras perspectivas", afirmó Yellen en su comparecencia ante el comité conjunto del Congreso de EEUU, en su primera aparición pública tras las elecciones del pasado 8 de noviembre.

Asimismo, la presidenta del banco central estadounidense recalcó su intención de "cumplir hasta el final" de su mandato, que concluye en enero de 2018.

La presidenta de la Reserva Federal de EEUU (Fed), Janet Yellen: "No me gustaría ver cómo se da marcha a atrás a las mejoras".

Yellen respondía así a las preguntas de los legisladores sobre las críticas vertidas por Trump contra la Fed y su presidenta por mantener el estímulo monetario con los tipos de interés a niveles excepcionalmente bajos, actualmente entre el 0,25 % y el 0,50 %.

Por otro lado, expresó su respaldo a la ley de reforma del sistema financiero Dodd-Frank impulsada por el presidente de EEUU, Barack Obama, con el objetivo de elevar la regulación y la supervisión tras la crisis de 2008.

"No me gustaría ver cómo se da marcha a atrás a las mejoras" que se han adoptado, indicó Yellen.

Trump ha insistido en que la recuperación económica actual viene lastrada por un exceso de regulación federal y ha atacado en concreto la ley Dodd-Frank en el ámbito financiero.

La presidenta de la Reserva Federal indicó que la Fed podría subir las tasas de interés "relativamente pronto" si los indicadores económicos siguen apuntando a mejoras en el mercado laboral y a una inflación que se acelera.

Esto, en una clara señal de que el Banco Central podría anunciar un alza de tasas en diciembre.

Yellen indicó que en la reunión de comienzos de noviembre los miembros de la Fed consideraron que los argumentos para endurecer la política monetaria se habían fortalecido.

"Tal incremento bien podría ser apropiado relativamente pronto", aseguró Yellen en comentarios preparados, sus primeras declaraciones desde la elección presidencial del 8 de noviembre de Estados Unidos, en la que Donald Trump ganó a Hillary Clinton.

La presidenta de la Fed presentó una evaluación en general optimista de una economía que sigue generando empleo a un ritmo adecuado para absorber a los nuevos trabajadores y mantener a otros en su puesto de trabajo.

La Fed celebrará su próxima y última reunión sobre política monetaria el 13 y 14 de diciembre, en la que podría adoptarse una nueva subida de tipos de interés. (EFE / CNN)