viernes, 25 de noviembre de 2016

18:19:00
MÉRIDA, Yucatán, 25 de noviembre.- Wílliam Sosa Altamira, delegado de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano en Yucatán (SEDATU), rindió esta mañana ante los medios de comunicación un informe con el motivo del primer año de su gestión.

William Sosa, delegado de la Sedatu (foto: José Repetto)

El funcionario federal agradeció de manera especial el apoyo del Gobernador Rolando Zapata Bello, destacando la confianza y camaradería de la que gozan. Tampoco omitió hacer mención de la labor de la Secretaria Rosario Robles quien, dijo, ha captado las necesidades del estado.

De la misma forma, destacó la confianza de los alcaldes, describiendo el trabajo que han realizado a la fecha como recíproco y coordinado y elogiando su capacidad administrativa.

También reconoció la labor coordinada de su equipo, pues al haber estado fuera de circulación durante un mes por problemas de salud la delegación siguió funcionando y ningún programa se detuvo.

Aunque ha sido alcalde, diputado local y federal éste, señaló, es su primer cargo administrativo, describiendo a la Sedatu como un "monstruo de mil cabezas".

En alusión a los significativos recortes que enfrentará la dependencia el próximo año, por casi 10 mil millones de pesos, Sosa destacó que harán un esfuerzo para ver la manera de resarcir el desbalanceo que esto traería, describiendo esta realidad como un nuevo reto.

Ante esta situación, el funcionario hizo énfasis en su premisa de no devolver un peso a la Federación pues el dinero que llega a Yucatán es para Yucatán.

William Sosa fue nombrado delegado de la Sedatu el 13 de noviembre de 2015 y, señaló, con ello inició su compromiso por convertir a la delegación en una dependencia con apertura a todos los municipios, organizaciones de la sociedad civil y ciudadanos en general para acercarse a los programas responsabilidad de ésta.

La Sedatu tiene a su cargo programas como Zonas Prioritarias, con la construcción de cuartos adicionales y estufas ahorradoras de leña en el marco de la Cruzada Nacional contra el Hacinamiento emprendida por el Presidente Enrique Peña Nieto.

Recientemente, la delegación en Yucatán fue reconocida por la Coordinadora de las mismas entre los 3 primeros lugares a nivel nacional y como la única que no realizó ningún recorte de su presupuesto programado.

El desayuno, celebrado en céntrico hotel, contó con la presencia de los alcaldes de Calotmún, Chichimilá, Hunucmá, Izamal, Motul, Oxkutzcab, San Felipe, Sucilá, Tekax, Temozón, Tizimín, Tzucacab y Yaxcabá. (José Repetto)