martes, 1 de noviembre de 2016

13:23:00
José Repetto

Es grave que operadores de partidos políticos incurran en falsedad de declaraciones para emprender una campaña de censura y linchamiento contra un medio de comunicación y su administrador. Más grave todavía que lo hagan arropados por supuestas asociaciones civiles las cuales, a todas luces, únicamente fueron creadas para reforzar sus proyectos partidistas y laborales.


El día de ayer, José Manuel Lueje Bueno, ex candidato del Partido Humanista y empleado del Gobierno del Estado de Campeche, y Deyanira Trinidad Álvarez Villajuana, psicóloga quien participara en la campaña de Angélica Araujo Lara y fuera aspirante del PT a una diputación, interpusieron denuncias falsas contra el que escribe ante la Fiscalía General del Estado (FGE) con el fin de declarar ante un medio local -operado por un abogado militante de Morena de ética cuestionable, quien los azuzó y usó para dicho fin-, en lo que constituye un claro ataque a la libre expresión.

Lueje forma parte también de Poder Ciudadano Colectivo 4 de Julio, seudo asociación civil que lo respalda totalmente en su denuncia pues, al igual que él, varios de sus integrantes también han sido criticados en este portal, y ésta es una oportunidad para ellos de vengarse.

La decisión de Poder Ciudadano de atacarnos a través de su página oficial (la cual cuenta con 315 míseros likes) a todas luces es un desquite por los señalamientos que hemos hecho respecto a la labor partidista de sus integrantes, los cuales procedemos a recapitular:

Enrique Manero Moreno, del PAN, ha aspirado en más de una ocasión, sin éxito, a ser el candidato de su partido por el V Distrito local.

Esto, nos comentan fuentes de Acción Nacional, se debe a que éste es el distrito donde cualquier panista es electo y que, por su cuenta, Manero no gana "ni la lotería de Chicxulub Pueblo".

A finales del año pasado y principios del actual, Manero contendió, también sin éxito, para la presidencia municipal del Comité de su partido, pero más tardó en decidir destaparse que en postrarse ante su presidente actual.

Recientemente hizo su berrinche y ahora forma parte del grupo Valor Azul junto con otros cartuchos quemados, pero con mucho dinero, quienes están desesperados por seguir figurando y que les toque algo en 2018.

Este grupo se dedica a repartir mochilitas en el interior del estado, medrando con la marginación y pobreza de los municipios más pobres para comprar las voluntades de la militancia panista con migajitas. Inversión mínima para lo que ganarían en el remoto caso de ser electos.

El caso de José Luis Sierra Villarreal es más evidente. Aún antes de la existencia de este portal, el que escribe señaló que le es muy fácil y cómodo tanto a él como su esposa, la ex gobernadora priista Dulce María Sauri Riancho, volverse críticos a raíz de que el PRI no le dio a ella la candidatura para repetir como gobernadora en 2007, a pesar de que cuando fueron gobierno no sólo no hicieron nada sino que también hubo represión (un 24 de junio de 1992), como la que hoy critican.

Hoy, tanto Sierra como Sauri son "estrellas" del Diario de Yucatán, medio al que tanto maldijeron en el pasado.

Sierra es el líder indiscutible de Poder Ciudadano, pues en las reuniones, nos cuentan fuentes internas, él habla y todos callan, y si alguien se atreve a desafiarlo, los demás lo silencian. Todos son borregos a su servicio y tiene voto de calidad, nos comentan.

Su influencia sobre los jóvenes, entre quienes se encuentra Lueje, es todavía mayor, pues los ha adoctrinado a todos y los usa para sus propios fines servir a la causa ciudadana.

Al final del día Poder Ciudadano no existe más allá de conmemorar los hechos del 4 de julio de 2011 y defender los intereses de cierto sector del PAN con su participación en MayaLeaks.

Esto es lo más ligerito. Hablaremos sobre los demás integrantes de la agrupación, poco a poco, en otra entrega.