lunes, 14 de noviembre de 2016

14:28:00
JALISCO, México, 14 de noviembre.- La Secretaría de Salud junto con el Comité Nacional de Seguridad en Salud, a través del Subcomité de Enfermedades Emergentes, emitió la declaratoria de emergencia epidemiológica EE-4-2016 para todo el territorio nacional, ante la magnitud y trascendencia de los casos de diabetes mellitus.


Al hablar sobre el tema, en gira de trabajo por Guadalajara, Jalisco, el Secretario de Salud, José Narro Robles, afirmó que el sobrepeso, la obesidad y la diabetes son problemas muy serios de salud, por lo que es indispensable la participación de toda la población para revertirlos. 

El doctor Narro Robles, dio a conocer cuatro acciones fundamentales para lograr este objetivo: darle visibilidad a la problemática de salud, mediante el convencimiento a la población de que se necesita su participación; segundo, catalogarla de alta prioridad; tercero, buscar la coordinación con todas las instancias, Gobierno Federal y todos los niveles de gobierno y, cuarto, encontrar la forma de asegurar los insumos para la detección oportuna temprana y el tratamiento de la enfermedad.

Insistió en que “sin la participación de la sociedad no vamos a poder avanzar, no es un asunto exclusivo de medicamentos, de servicios médicos, es de todos”.

El titular de la Secretaría de Salud explicó que primero se buscará desacelerar el aumento de la enfermedad para después disminuirlo. Argumentó que mientras en 1980 fallecieron cerca de 14 mil personas a consecuencia de la diabetes mellitus, hoy son 98 mil 521. 

Ello, como resultado del cambio en el estilo de vida, por lo que se requiere regresar a patrones más sanos en la alimentación y la activación física, entre otros.

Por su parte, en conferencia de prensa en la Ciudad de México, el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Pablo Kuri Morales, puntualizó que la emisión de esta declaratoria permitirá apuntalar las acciones de la Estrategia Nacional para la Prevención y el Control del Sobrepeso, Obesidad y Diabetes, con el fin de reducir el impacto de estas enfermedades entre la población.

Exhortó a todas las dependencias, instituciones y autoridades de los tres órganos de gobierno a coordinarse para brindar el apoyo necesario y robustecer las acciones de promoción, prevención, diagnóstico oportuno y control de la diabetes mellitus.

Informó que las todas las instituciones del Sistema Nacional de Salud reforzarán las acciones generales y específicas pertinentes para su fortalecimiento.

Según los datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) 2012, el 71.2% de la población adulta de nuestro país (alrededor de 55 millones 372 mil 611 personas) padecían sobrepeso u obesidad, en tanto que el 9.2% (siete millones 154 mil 888 personas) tenían diabetes. 

Las acciones que esta declaratoria de emergencia permitirán incluyen:

· El desarrollo de campañas intensivas de difusión en medios de comunicación masivos.

· El fortalecimiento del Sistema de Información en Enfermedades Crónicas (SIC).

· El inicio de la operación del Índice de Calidad de la Atención al Paciente Diabético (ICAD), integrado por una evaluación que toma en cuenta la retención del paciente que vive con diabetes y consulta efectiva e impacto en salud.

· Garantizar el abasto de pruebas de detección y control a partir de la compra centralizada de los insumos necesarios. Esta compra permite asegurar la existencia de insumos en primer nivel de atención y un ahorro de 99.1 millones de pesos.

· El reforzamiento de la capacitación para el personal de salud del primer nivel de atención. (Boletín)