lunes, 14 de noviembre de 2016

15:46:00
WASHINGTON D.C., 14 de noviembre de 2016.- Donald Trump aún no es el presidente, expresó el lunes el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, antes de un viaje al extranjero. "Hay un presidente a la vez".

El presidente Barack Obama inició una rueda de prensa el lunes al alabar los esfuerzos de transición de su equipo y sugirió que su personal está listo para ponerlo en marcha.

Obama dijo que su sucesor en la Casa Blanca, Donald Trump, le expresó su "gran interés" en mantener las relaciones "estratégicas" de EEUU a nivel internacional y también con la OTAN durante la reunión que mantuvieron hace unos días en la residencia presidencial.

El mandatario ha afirmado que "el pueblo ha hablado" en las elecciones y ha elegido a Trump para ser el próximo presidente del país, por lo que hay que dar tiempo y "espacio" al magnate para que tome sus propias decisiones.

"Recuerdo cómo fue cuando llegué hace ocho años. Es un gran desafío ", dijo el presidente Barack Obama. (AP)

Obama ha respondido así en una rueda de prensa en la Casa Blanca, la primera desde las elecciones de la semana pasada, a la pregunta de si cree, como aseguró durante la campaña, que Trump no está preparado para ocupar el Despacho Oval.

Respecto al fracaso de su formación en los comicios, el mandatario ha asegurado que es "sano" para el Partido Demócrata "reflexionar" sobre su futuro, aunque ha advertido que es importante que "no renuncie a los valores fundamentales" de la organización.

"Cuando tu equipo pierde, todo el mundo se siente frustrado", ha asegurado respecto a la inesperada derrota de la ex secretaria de Estado, Hillary Clinton.

Obama ha instado a sus compañeros de partido a "escuchar a las bases" y regresar al terreno en vez de recurrir a los datos y las encuestas, a apenas unos días de las elecciones internas del partido que tendrán lugar este jueves para elegir al nuevo presidente del Comité Nacional Demócrata.

"Creo que tenemos mejores ideas, pero también creo que las buenas ideas no importan si la gente no las escucha", ha instado sobre la necesidad de que se acerquen a sus votantes, también a las zonas rurales.

Y ha recordado que para ganar el estado rural de Iowa, clave en los comicios estadounidenses, él tuvo que visitar la zona casi un centenar de ocasiones. "Gané Iowa no porque la demografía dictaba que yo ganase Iowa, sino porque pasé 87 días en total yendo a cada pequeña ciudad", ha afirmado.

Pese a la debacle electoral, Obama ha recordado los resultados de 2004 que le dieron una gran victoria a George W. Bush y que después los demócratas revirtieron, logrando una de las mayores victorias de su historia con la llegada del primer presidente negro en las elecciones de 2008. (Washington Post / EFE)