viernes, 25 de noviembre de 2016

20:32:00
MÉRIDA, Yucatán, 25 de noviembre.- En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la dirigencia estatal de Movimiento Ciudadano hizo manifiesta su adhesión a esta conmemoración

En el centro Silvia López, coordinadora de Movimiento Ciudadano (foto: José Repetto)

Silvia López Escoffié, coordinadora del partido en Yucatán, destacó que valen la pena todos los esfuerzos para erradicar la violencia contra este sector, pues 70% de las mujeres la sufren en algún punto.

Guadalupe Ramírez, delegada de Mujeres en Movimiento, abundó respecto a la historia de esta efeméride, destacando que la violencia es una pandemia y obstáculo para el desarrollo sostenible y que ésta se puede evitar.

También estuvo presente la regidora Milagros Romero Bastarrachea, también Secretaria de Acuerdos del partido. Debido a que hizo un llamado a la acción, le preguntamos qué hace cuando se entera de un caso específico de violencia.

Según la regidora, sí ha actuado ante los casos que han sido de su conocimiento, haciendo mención de la explotación que sufren las ambulantes chiapanecas en el Centro de la ciudad.

A continuación, se reproduce íntegramente el posicionamiento del partido:

En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres y Niñas, quienes conformamos Mujeres en Movimiento de Yucatán. Manifestamos lo siguiente:

- Reivindicamos plenamente lo expresado por el Secretario general de la ONU Ban Ki-Moon en el sentido de que la violencia contra las mujeres y las niñas es una violación de los derechos humanos, una pandemia de salud pública y un grave obstáculo para el desarrollo sostenible, sale muy cara a las familias, las comunidades y las economías, y que el mundo no se puede permitir pagar ese precio.

En memoria de las hermanas Mirabal que fueron asesinadas el 25 de noviembre de 1960 en Santo Domingo, el día 17 de diciembre de 1999 en la Asamblea General de las Naciones Unidas, en su resolución 54/134, se estableció celebrar anualmente el día 25 de noviembre, como el DÍA INTERNACIONAL DE LA ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES Y NIÑAS, en virtud de que:

Es una violación de los derechos humanos.

Es consecuencia de la discriminación que sufre, tanto en leyes como en la práctica, y la persistencia de desigualdades por razón de género.

La violencia contra las mujeres y las niñas se puede evitar, la prevención es posible, obligada y necesaria ya que hasta el presente continua no siendo visibilizada e ignorada en prácticamente por todo el planeta, dada la predominancia de la cultura machista patriarcal.

Sigue siendo una pandemia global, en la que según estadísticas, hasta un 70% de las mujeres sufren alguna forma de violencia en su vida.

– Lo anterior aún y a pesar de la promulgación de distintos ordenamientos jurídicos para erradicar toda una serie de prácticas mediante las cuales se le somete, se le domina, se le controla y se agrede a las mujeres en nuestro país. En la entidad, estas prácticas, desafortunadamente continúan presentes en agravio de un número indeterminado de mujeres, sujetas a violencia de carácter física, psicológica, patrimonial, económica y sexual. 

- Consideramos que las expresiones de violencia señaladas se mantienen vigentes como consecuencia de toda una serie de inercias de carácter institucional y extra institucional, entre las que destacan la pasividad, la indolencia, la desatención, la omisión y la apatía para atender las denuncias o los señalamientos respecto a la violencia hacia las mujeres, no únicamente en el ámbito de la vida hogareña o en el ámbito de la vida laboral, sino que también, en la mayoría de las instituciones de carácter gubernamental, en las que aún en la actualidad, se continúa considerando a las mujeres desde una perspectiva de sujeción utilitaria más que de respeto y de compromisos sustentados en la igualdad y la equidad de género. 

– Tenemos la plena convicción de que ya es momento para reflexionar en todos los ámbitos y los estratos sociales, con el fin de avanzar en la plena erradicación de la violencia hacia las mujeres, mediante la implementación y aplicación de las iniciativas y el reforzamiento de las acciones que han evidenciado resultados satisfactorios. También se debe procurar la canalización de más recursos a las políticas públicas mediante las cuales se esté avanzando en el sentido de que más mujeres interioricen, se concienticen y se apropien de los instrumentos que contribuyan para que actúen en pro de romper con la percepción de que, la violencia, que de diversas formas se ejerce sobre ellas, es algo normal o que es algo que deben de aceptar y consentir, en aras de no romper el vínculo o la unidad familiar.

Contribuiremos de manera plena y decidida a la campaña ÚNETE mediante la cual continuaremos destacando y concientizando sobre la importancia del día 25 de cada mes como “Día Naranja”, para generar conciencia y pasar a la acción para poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas.

Como Mujeres en Movimiento, hoy, 25 de noviembre, realizaremos de 17 a las 18 horas un plantón escénico en la Plaza Grande del Centro histórico de la Ciudad de Mérida, en el que se representaran las distintas formas de violencia hacia las mujeres.

En tanto que los días 2, 8 y 10 de diciembre se llevaran a cabo platicas en las casas ciudadanas de Mérida, ubicadas en el Fraccionamiento Polígono 108, en el Fraccionamiento Fidel Velázquez y en la Col. Nueva Chichen Itzá, respectivamente para seguir en el marco de los 16 días que la ONU estableció para concientizar sobre este tema. (José Repetto con información de Movimiento Ciudadano)