jueves, 17 de noviembre de 2016

14:23:00
NUEVA YORK, 17 de noviembre de 2016.- El secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade Kuribreña, y el director general de Petróleos Mexicanos (PEMEX), José Antonio González Anaya, concluyeron ayer una visita de trabajo en esta ciudad, donde sostuvieron una serie de encuentros con inversionistas extranjeros, analistas financieros y directivos de agencias calificadoras.

Esta gira de trabajo, coordinada por ambas entidades, tuvo como finalidad exponer ante los círculos financieros los fundamentos de la economía mexicana, destacar sus capacidades para hacer frente a la coyuntura económica internacional y dar a conocer los alcances del Plan de Negocios de PEMEX como una de las principales herramientas para sanear las finanzas de esta paraestatal.

Ambos funcionarios participaron en foros con inversionistas y se reunieron con analistas financieros de distintas instituciones bancarias con alcance internacional. Además de sostener encuentros con representantes de las calificadoras Fitch, Standard&Poors y Moody´s, también acudieron a la sede del Consejo de las Américas para dialogar con actores del sector sobre los retos y fortalezas de la economía mexicana.

El secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade Kuribreña, y el director general de Petróleos Mexicanos (PEMEX), José Antonio González Anaya, en su reunión con inversionistas de Wall Street. (Cortesía)

El titular de Hacienda destacó que en los últimos dos años México ha enfrentado un entorno externo adverso por la caída en los precios internacionales del petróleo, una considerable reducción en el ritmo de crecimiento económico mundial, la volatilidad en los mercados provocada por la normalización monetaria en Estados Unidos y la incertidumbre generada por fenómenos geopolíticos, como el reciente proceso electoral en este país vecino.

A pesar de este ambiente externo, el crecimiento de nuestro país se ha mostrado resistente, dijo Meade Kuribreña ante inversionistas interesados en el mercado nacional. Recordó que México ha crecido en alrededor de 2.5 por ciento y que sin el efecto del sector petrolero el dinamismo del resto de la economía nacional ha sido cercano a 3 por ciento desde 2014.

El responsable de las finanzas públicas del país afirmó que el gobierno mexicano impulsa una combinación de políticas económicas adecuadas que han contribuido a la resistencia económica.

En el terreno fiscal, recordó que México tiene un plan multianual de consolidación que considera un superávit primario para 2017 y con finanzas públicas que contarán en ese mismo año con espacios para asegurar el avance en este proceso.

Explicó que el Gobierno de la República ha cubierto de manera anticipada sus amortizaciones de deuda externa de 2017,  de la misma forma, indicó que las necesidades de financiamiento para 2017 pueden ser cubiertas por el mercado interno.

El funcionario federal apuntó que la inflación ha convergido con el objetivo de 3 por ciento y que las expectativas en este rubro permanecen ancladas. Dijo que nuestro país cuenta con suficientes reservas internacionales y una línea de crédito del Fondo Monetario Internacional (FMI) para impulsar un adecuado funcionamiento de los mercados.

En materia de reformas estructurales, Meade Kuribreña dijo que este proceso de cambios impulsado por la presente administración ha permitido recuperar el crecimiento de la productividad y que ésta se transforme en uno de los factores que permitan hacer sostenible el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB).

Por su parte, el director general de Petróleos Mexicanos, José Antonio González Anaya, señaló que el Plan de Negocios que presentó PEMEX define las acciones, retos y oportunidades para los siguientes cinco años para cada una de las líneas de negocio de la empresa. Destacó que este plan ya está en ejecución y su eje rector es la rentabilidad para lo cual se tiene la oportunidad histórica de utilizar los instrumentos y la flexibilidad que otorga la Reforma Energética.

Resaltó que el plan ha sido bien recibido por los mercados financieros y la industria petrolera internacional. El gran reto ahora, aseveró, es acelerar su implementación y ajustar la estructura de costos de la empresa para lograr un superávit primario en 2017 y equilibrio financiero en tres o cuatro años más.

También explicó que los esfuerzos por parte de la empresa productiva del Estado se focalizan en impulsar los farm outs o asociaciones tanto en aguas profundas como someras y campos terrestres, así como en los procesos de transformación industrial y logística. González Anaya destacó que el resultado de la licitación del primer farm out, correspondiente al bloque Trion en la zona de Perdido del Golfo de México, se dará a conocer el próximo 5 de diciembre.

Los titulares de Hacienda y Petróleos Mexicanos coincidieron ante inversionistas en que el sector petrolero seguirá siendo un motor del crecimiento económico nacional, con esta empresa productiva del Estado como actor fundamental. Apuntaron que el bono demográfico nacional permitirá a nuestro país mantenerse como un mercado relevante por su tamaño y por el dinamismo de su economía.

Para ello, México mantendrá la disciplina y consistencia en la política macroeconómica, redoblará los esfuerzos en la implementación de las reformas estructurales e incrementará las acciones en la consolidación del estado de derecho en todo el país.