lunes, 14 de noviembre de 2016

16:31:00
BUENOS AIRES, Argentina, 14 de noviembre de 2016.- Leo Messi marca el tempo de su renovación. El jugador argentino, lejos de rechazar la prolongación de su contrato como se ha publicado, está demorando su decisión a la espera de que el club juegue sus cartas de forma correcta para dar luego, en última instancia, el paso final. Tal y como explicábamos en nuestra edición del 3 de noviembre, el Barcelona está renovando a los jugadores claves para abordar la renovación de Messi a partir de enero.

Asumiendo el liderazgo que le pertoca en el FC Barcelona, Leo Messi ha querido ser el último en renovar para que no afecte las negociaciones de sus compañeros que se encuentran en esta misma fase.

El diario madrileño Marca dijo hoy que Leo Messi, estrella argentina del FC Barcelona, le dijo el pasado mes de julio al club que no quería renovar.

Inicialmente, no se trata de un tema económico sino de jerarquía en el grupo por su condición de referencia en el vestuario. Messi no ve peligrar su continuidad en el club y la directiva está convencida de la necesidad de renovarle. Así pues, el acuerdo debe ser una realidad en un futuro no muy lejano.

Desde el club se entiende una muestra de madurez del jugador y no hay prisa para alcanzar a un acuerdo. Lleva desde los 13 años en Barcelona y sabe a qué atenderse. Además, la relación de él con el club es buena y ya se han dejado atrás las turbulencias de la época Rosell.

La portada del diario Marca se interpreta desde el club como una venganza al Barcelona y al jugador por negarse a acudir a la gala de Marca el pasado 25 de octubre. El Barcelona rechazó esta invitación porque, entre otros motivos, se le concedía a Javier Tebas el premio al fair play deportivo, un galardón que llegaba escasos días después de criticar la actitud de los jugadores (Messi entre ellos) por la celebración del tanto de la victoria en Mestalla cuando fueron golpeados con una botella de agua. El Barcelona decidió romper relaciones con Javier Tebas y su primera decisión fue la de no ir a los premios Marca donde tenía que ser premiado, como mínimo, Luis Suárez como máximo goleador de la pasada liga y a Leo Messi como mejor jugador.

Lionel Messi sufrió un mareo durante el vuelo desde Buenos Aires hacia la ciudad de San Juan, donde Argentina se jugará en la madrugada del miércoles gran parte de sus opciones de acudir al Mundial de Rusia 2018 frente a Colombia. El delantero del Barcelona, uno de los señalados tras la última derrota frente a Brasil, tuvo que recibir asistencia médica. El avión en el que se trasladó la selección argentina sufrió fuertes turbulencias por vientos fuertes en altura, informaron medios locales, que señalaron que otros jugadores también tuvieron problemas. (Sport / El Mundo)