sábado, 19 de noviembre de 2016

01:50:00
Pedro Echeverría V.

1. Los profesores Francisco Bravo y Enrique Enríquez, como secretarios generales gratuitos, electos por miles de maestros, sin pago ni comisión, están sufriendo el acoso de Peña Nieto y su cachorro Nuño de la SEP, exclusivamente  por haber encabezado las luchas de la sección Novena del DF en los últimos nueve años.  Bravo de 2007 a 2912 y Enríquez de 2013 hasta el presenta año, después de cumplir totalmente con sus horarios en la escuela matutina, cumplen como secretarios generales sirviendo a decenas de miles de compañeros de 17 horas hasta 24 horas o más de lunes a viernes. Los dos compañeros son muy queridos por los maestros, por ello espero que las sanciones contra esos dos maestros y otros se conviertan en la mecha que produzca importantes estallidos entre el magisterio nacional.

2. La sección Novena del DF es una de las cinco secciones del país con más presencia en la actualidad, pero también la que cuenta con más presencia histórica por estar en una ciudad donde se han desarrollado las luchas de los ferrocarrileros, electricistas, estudiantes y, sobre todo, aquella gran batalla de los maestros othonistas de principios de los años sesenta. Pregunto: ¿Será que Peña, Nuño, Osorio, estén provocando a los maestros –que siempre han sido pacíficos y respetuosos- para que incendien vehículos, instituciones, apresen a funcionarios para hacerlos rehenes y continúen los bloqueos? Los Maestros no caerán en esas provocaciones, pero si hacen algo parecido el único culpable será el mal gobierno. ¿Qué más quiere el gobierno federal si los maestros han dado una tregua de más de dos meses?

3. ¡Qué buena onda de este maldito gobierno PRI, PAN, PRD! No soluciona ningún problema y persigue a los que proponen y denuncian. Los dirigentes de la CNTE de Oaxaca, Michoacán, Chiapas y Guerrero, así como los del DF y demás secciones en lucha son los que trabajan todo el día estudiando la problemática educativa nacional y proponiendo soluciones; mientras los pinches funcionarios y sus achichincles –sin el menor conocimiento- se dedican a perseguir a los verdaderos maestros. Seguramente el charro mayor, el tal profesor Díaz secretario general del gobiernista SNTE, debe estar aplaudiendo. Pero estas luchas no se acaban; nos joden en los primeros años, pero cuando caen de la gracia los funcionarios no duermen porque día y noche les estamos mentando la madre a ellos, a sus familiares y amigos. (18/XI/16)