martes, 8 de noviembre de 2016

23:51:00
“Inútil es matar,
la muerte prueba
que la vida existe…”

Khira Cabrera / Jorge de la Cruz

MÉRIDA, Yucatán, 8 de noviembre.- A dos años de su inesperado fallecimiento, el maestro Luis Fernando Luna Guarneros sigue presente en la memoria y corazón de sus familiares, amigos y alumnos. Un hombre de quien solo se escuchan recuerdos positivos y que dejó un gran legado a  los integrantes de la Banda Sinfónica Juvenil de Yucatán que desde 2014 lleva su nombre, por lo que los directivos de esta agrupación Francisco Fernando Gamboa Fierro (director artístico), Oscar Osorio Ramírez (director adjunto) y Nidia Medina Carrillo (Directora Administrativa), anunciaron el homenaje que con el apoyo de la Secretaría de la Cultura y las Artes del Gobierno del Estado de Yucatán llevarán a cabo en honor de su mentor el próximo miércoles 16 de noviembre a las veinte horas en el Teatro José Peón Contreras.

16 de noviembre de 2016, Concierto en el Teatro José Peón Contreras

“Al quitarle la vida le regalaron la inmortalidad”, expresó conmovido Francisco Fernando, quien destacó la calidad humana y “la manera como podía llevar la música, hacerla ligera y divertida. La Banda era un proyecto académico, tocaba pasos dobles y piezas sencillas, él la hizo crecer, nos deja una gran herencia, el ochenta por ciento de los actuales integrantes no lo conocieron, pero él es una leyenda, les hablamos de su trayectoria. Para mí es un gran reto dirigir, trato de recordar sus enseñanzas, de ver los videos donde él dirigía, para muchos fue un padre, un amigo, un hermano, para mí es un ejemplo a seguir”.


Oscar, quien recientemente regresó a Mérida después de estudiar la Licenciatura en Trombón en el Conservatorio de San Petesburgo, reconoce el apoyo emocional, académico y económico que el maestro Luna Guarneros le dio durante su estancia en Europa del Este. “Él sabía lo que es estar lejos de casa, siempre me alentó a seguir estudiando,  fue un gran amigo. La primera vez que dirigí me regaló una batuta que conservo con mucho cariño,  le estaré eternamente agradecido”.

Para Nidia, quien cambió las leyes por el clarinete, el homenajeado “¡Es todo! Una maravillosa persona, un gran amigo. Hizo mucho por la banda, les daba a los jóvenes la oportunidad de mostrar su talento. Por eso, en el concierto que haremos para conmemorar su aniversario luctuoso presentaremos a un solista y una obra original, queremos que cada año sea así. Toda la música que se interpretará estará ligada con él, piezas de su agrado o que seleccionó para la Banda”.


Y de este modo los más de 60 integrantes de la Banda Sinfónica Juvenil de Yucatán “Luis Luna Guarneros” se preparan para recordarlo “con sonrisas y música, así era él, así le habría gustado y les invitamos a acompañarnos a este evento de entrada libre que preparamos con mucho cariño”, concluye Francisco Fernando con la emoción a flor de piel y se retira para seguir supervisando el ensayo.

Quienes realizan esta reseña se quedan un rato más escuchando los acordes,  mirando el entusiasmo de los jóvenes, su disposición y deseo de traer de vuelta al patio de la Escuela Juan Acereto, en el Barrio de Mejorada, el recuerdo el Maestro Luis, en esta cálida noche iluminada por una media "Luna" en el firmamento.