jueves, 17 de noviembre de 2016

23:01:00
Nota de Khira Cabrera / Fotografías de Jorge de la Cruz

MÉRIDA, Yucatán, 17 de noviembre.- Anoche en el Teatro José Peón Contreras, con el apoyo de la Secretaría de la Cultura y las Artes del Gobierno del Estado de Yucatán, un grupo de 60 jóvenes, pertenecientes a la Banda Sinfónica Juvenil de Yucatán “Luis Fernando Luna Guarneros”, ofreció una “Lunada Musical” para honrar la vida de quien da nombre a esta agrupación y recordarlo a dos años de su inesperada partida. Francisco Fernando Gamboa Fierro, director artístico de la Banda, llevó el hilo conductor del emotivo evento, haciendo un recuento de las enseñanzas que les dejó el hombre de la eterna sonrisa. “Hace dos años empezó a forjarse la leyenda del maestro, a los chicos se les platica de su entusiasmo, su carisma y su manera incansable de trabajar”, expresó emocionado.


El repertorio estuvo integrado por temas conocidos, como “Raging machines”, “Vírgen de la Macarena”, “El Manicero” y “Mister Petz”, en la que el fagotista Diego González Gómez fungió como solista. De igual modo, se estrenó la pieza “Congo”, de la autoría de Manuel Ramírez Meza, percusionista de la Banda Sinfónica Juvenil de Yucatán, quien se inspiró en un pueblo del Congo habitado por pigmeos y se ofreció por segunda ocasión “Human 21.7” de Amaury León, en la que se representa la visión del humano del siglo XXI respecto a los siete pecados capitales. Gamboa Fierro comentó que “actualmente la Banda está haciendo una gira por el sur del País, ya fuimos a Veracruz, Quintana Roo y Chiapas y están pendientes Campeche y Tabasco. Estoy seguro de que hoy, nuestro querido amigo y mentor debe estar presumiéndole nuestros logros a Wagner”.


A su vez, Oscar Osorio Ramírez, director asistente de la Banda, se dijo emocionado de estar presente en este Tributo, ya que apenas hace unos meses regresó a Yucatán tras concluir la Licenciatura en Trombón en el Conservatorio de San Petesburgo, donde radicó por cuatro años. A él le correspondió dirigir a sus compañeros en la ejecución de “The witch and the saint”. 


Entre el público asistente a la velada se encontraba “Doña Rosita”, madre de extinto y apreciado músico, a quien los integrantes de la Banda Sinfónica Juvenil han adoptado como “abuelita”, el maestro Roger Metri Duarte, Secretario de la Cultura y las Artes del Gobierno del Estado de Yucatán y muchos jóvenes estudiantes de las Bandas Juveniles de los municipios de Mérida, Progreso, Teabo, Tixkokob, Molas y Texan Palomeque.


Cuando el concierto llegó a su fin, se escuchó un coro unánime pidiendo “otra, otra, otra”. Los jóvenes artistas no se hicieron del rogar y prometieron un “encoré” con la condición de que el público se parara a bailar. Y a los primeros acordes del “Mambo número 5”, la luneta del Teatro se convirtió en una pista donde muchos mostraron sus mejores pasos para así celebrar con alegría y gratitud el legado del maestro Luis Fernando Luna Guarneros.