miércoles, 9 de noviembre de 2016

09:00:00
CIUDAD DE MÉXICO, 9 de noviembre de 2016.- El resultado de la elección en Estados Unidos no implica un “impacto inmediato en el marco normativo que regula el comercio de bienes y servicios, ni en los flujos financieros o la capacidad de las personas para viajar entre ambos países”, además de que México está en un posición de "fortaleza para enfrentar el nuevo entorno”, afirmó el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), José Antonio Meade, en un mensaje conjunto desde Palacio Nacional con el gobernador del Banco de México (BM o Banxico), Agustín Carstens. Meade reconoció la incertidumbre y episodios de volatilidad.

José Antonio Meade Kuribreña, secretario de Hacienda, y el gobernador de Banxico, Agustín Carstens Carstens, dijeron que México cuenta con herramientas para enfrentar la volatilidad causada tras el proceso electoral de Estados Unidos, por lo que antes de hacer una intervención en los mercados o un cambio de políticas públicas observarán los movimientos de las variables económicas clave. (Enlace a Milenio Televisión)

La votación a favor de Trump y su triunfo depreciaron al peso un diez por ciento. En las casas de cambio del Aeropuerto de la Ciudad de México el dólar llegó a venderse a 22.90 pesos. Meade señaló que la afectación a monedas y activos se está dando en los mercados de todo el mundo, incluyendo Estados Unidos.

El país “goza de estabilidad macroeconómica”, destacó el titular de Hacienda,  “que se ha logrado a través de muchos años de la aplicación de políticas fiscal y monetaria responsables, prudentes y oportunas, y un sistema financiero bien capitalizado, solvente y sin problemas de liquidez, todo esto —destacó— en el contexto de un importante proceso de reformas estructurales”. Además, mencionó que tenemos crédito en el Fondo Monetario Internacional (FMI) y suficiente liquidez.

"El compromiso de las autoridades es que en la medida en que se obtenga información adicional y estando pendiente del comportamiento del mercado, se procederá a realizar ajustes en las políticas políticas financieras, monetaria y comerciales, buscando que se preserven nuestros fundamentos macroeconómicos sólidos, lo que es esencial para preservar el valor de nuestra moneda”", dijo Meade. Añadió que el resultado no afectará de forma inmediata al país.

"Vamos a acelerar la aplicación de las reformas estructurales, vamos a buscar la pronta aprobación del presupuesto para el ejercicio 2017”, adelantó Meade sobre la reacción del gobierno mexicano respecto del resultado electoral en Estados Unidos.

"En este contexto las variables económicas han experimentado volatilidades y variabilidad, es importante reconocer que el comportamiento en el mercado se ha mantenido moderado”, señaló. 

En tanto, Carstens -breve- aseguró que se ponderarán las decisiones de política monetaria que “la Junta de Gobierno considere pertinentes para cumplir con su mandato prioritario de mantener una inflación baja y estable”. Sesionarán la semana que viene.

El martes tuvo lugar una reunión en Los Pinos entre el presidente Enrique Peña Nieto y miembros de su gabinete para evaluar los escenarios tras la elección estadounidense. (Reuters / La Jornada / Milenio)