viernes, 25 de noviembre de 2016

12:36:00
MADRID, 25 de noviembre de 2016.- El restaurante Geranium, en el centro de Copenhague, se convirtió el pasado mes de febrero en el primer restaurante danés con tres estrellas Michelin, un premio que reconocía la labor del chef Rasmus Kofoed que abrió el restaurante en 2007, ganó su primera estrella Michelin en 2012 y su segunda un año después. Ahora, un error en la conservación del pescado y el marisco puede costarle muy caro a este prestigioso restaurante que ha recibido una multa de 2.700 euros por la autoridad de seguridad alimentaria del país, según publica The Guardian.

Mariscos almacenados a temperaturas demasiado altas y puntos negros, verdes y blancos en los refrigeradores de las cocinas de "Geranio" en Copenhague. Es el único restaurante tres estrellas Michelin en toda Dinamarca, y ocupa la posición 28 en el prestigioso ranking "World's 50 Best Restaurant". El "Geranio" es dirigido por el reconocido chef Rasmus Kofoed.

 Al parecer, según reflejó el escrito de la inspección realizada por la administración de alimentos de Dinamarca, Geranium había estado almacenando los mariscos frescos -como ostras, cangrejo y vieiras-, a temperaturas elevadas durante demasiado tiempo. Además, dos refrigeradores también presentaban «manchas negras, verdes y blancas en la parte inferior de los estantes», según un informe fechado el 29 de septiembre, pero recogidos por los medios daneses el jueves.

Respuesta del restaurante

Por su parte el chef Rasmus Kofoed aseguró a la agencia de noticias danesa Ritzau que «no estoy de acuerdo con todo los escrito. Creo que se ha exagerado mucho aunque tengo que admitir que hay algunas partes del proceso en el que tal vez no hemos estado todo lo atentos que la situación requería». El restaurante había estado utilizando un sistema informatizado de control de temperatura de los alimentos, pero el pescado y el marisco fueron almacenados en hielo, independientemente de la temperatura ambiente, agregó.

No fue una sorpresa para los expertos cuando en febrero de 2016 el restaurante Geranium - con un precio por menú de270 euros(sin bebidas)- consiguió la tercera estrella Michelin y ganaba así la batalla a Noma que se quedaba con dos estrellas de la prestigiosa guía. Ahora habrá que ver como afecta esta sanción al restaurante una situación que ya vivió Noma, también, fue objeto de críticas por parte del regulador de seguridad alimentaria danesa en 2013, cuando fue acusado de no tomar medidas adecuadas después de que 63 clientes enfermaran. (ABC / La Repubblica)