miércoles, 23 de noviembre de 2016

19:25:00
CIUDAD DE MÉXICO, 23 de noviembre de 2016.- Cerca de 500 personas recibieron a las Chivas tras su llegada a la Ciudad de México. La afición rojiblanca hizo sentir su cariño a su equipo en el Aeropuerto en medio de gritos de apoyo.

Fue tal el furor que causaron los futbolistas del Renaño que tuvieron que salir auxiliados por la gente de seguridad del equipo. El más asediado por los fanáticos fue Alan Pulido, quien tardó casi 10 minutos en poder llegar al autobús.

El Rebaño Sagrado llegó a la capital para disputar mañana el partido de Ida de cuartos de final ante las Águilas en el Azteca.

Por su parte, uno de los pocos que habló a su llegada, fue Jair Pereira, quien minimizó las palabras de Ricardo Antonio La Volpe. "Nosotros no nos ocupamos de lo que él diga; nosotros tenemos nuestros objetivos y venimos a ganar", dijo entre empujones.

Ricardo La Volpe, director técnico de las Águilas, criticó ayer la forma en la que, según él, se trata a los jugadores del Rebaño.

"Se manejan con una dictadura, hasta obligan a los jugadores ir a los cumpleaños, para qué hablar", aseguró en conferencia de prensa. (Reforma / Medio Tiempo / Récord)