sábado, 15 de octubre de 2016

18:47:00
LUCKNOW, India, 15 de octubre.- Al menos 24 personas murieron y otras 20 resultaron heridas este sábado debido a una estampida durante una concentración hinduista en la ciudad de Varanasi, en el norte de la India, informó la policía local.

Cientos de seguidores del gurú Jai Grurudev se dieron cita en este pueblo sagrado del hinduismo, ubicado en el estado de Uttar Pradesh, para caminar juntos hacia el centro de culto del grupo, instalado en Chandauli.

Durante el trayecto, la multitud cruzaba el estrecho puente Rajghat, que conecta ambos puntos. En ese momento, se produjo la estampida, en medio de rumores de que la plataforma estaba a punto de derrumbarse, informó el canal de noticias NDTV, con base en el testimonio de varios asistentes.

"Confirmamos que 24 personas murieron en el incidente, entre ellas 19 mujeres", reportó Hari Ram Sharma, inspector general de la policía de Lucknow, la capital del mencionado estado.

Un hombre arroja a un camión los zapatos de víctimas de una estampida en un puente en las afueras de la ciudad de Varanasi, en el norte de India, el sábado, 15 de octubre del 2016. Al menos 24 personas murieron y 20 resultaron heridas. (AP)

En el incidente, otros 20 religiosos resultaron heridos, por lo que fueron trasladados a hospitales cercanos. Un primer balance de las autoridades dio cuenta de 19 decesos.

Javeed Ahmed, jefe de la policía de Uttar Pradesh, atribuyó la catástrofe a la cantidad de personas que había en el viejo puente de hierro.

Los organizadores contaban con un permiso para reunir hasta a 5 mil personas, pero la convocatoria fue más exitosa de lo esperado, indicó por su parte el inspector general de policía de esta localidad, Hari Om Sharma.

"Los fieles estaban atravesando para llegar al campo, pero la policía comenzó a hacerlos retroceder y entonces circuló el rumor de que el puente se estaba derrumbando", relató Raj Bahadur, vocero de la comunidad religiosa, citado por la agencia de prensa Truste India.

En las imágenes de la televisión se podían ver pilas de ropa y zapatillas regadas por el suelo, mientras los policías retiraban los escombros.

"Hubo un gran caos, todos nosotros fuimos empujados. Mucha gente murió, entre ellos mi madre", relató un testigo, mientras las ambulancias pasaban a toda velocidad.

El jefe del gobierno de Uttar Pradesh, Akhilesh Yadav, ordenó una investigación para determinar la causa de la tragedia y anunció una indemnización para las víctimas, según su portavoz, Rajendra Chaudhary. Las estampidas son frecuentes en India durante las celebraciones religiosas. (AFP / DPA)