sábado, 15 de octubre de 2016

18:58:00
CIUDAD DE MÉXICO, 15 de octubre.- La clavadista Paola Espinosa hizo oficial la ruptura con su histórica entrenadora, la china Ma Jin, quien la llevó a ser la numero uno en el Campeonato Mundial de Roma 2009 y a ganar dos medallas olímpicas (bronce en Pekín 2008 y plata en Londres 2012), ambas en pruebas sincronizadas con Tatiana Ortiz y Alejandra Orozco.

"Agradecida por los logros que obtuvimos juntas, reconociendo públicamente hasta el último día de su trabajo, anuncio que se termina mi ciclo con la entrenadora Ma Jin", escribió Espinosa en un comunicado que publicó en redes sociales, en el que anunció que se reserva el nombre de su futuro entrenador, mientras ella deberá recuperarse de una lesión añeja. En tanto, trabajará bajo la dirección de su preparador físico, el cubano Pedro Gato.

La clavadista de 30 años resaltó su decisión de continuar hacia un quinto ciclo olímpico, sólo que rumbo a 2020 dejará la plataforma para centrarse en la prueba de trampolín, de lo que informó tanto a Alfredo Castillo, director de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte, como a Kiril Todorov, presidente de la Federación Mexicana de Natación.

Paola dejará la plataforma para centrarse en la prueba de trampolín.

"Quiero seguir mi carrera deportiva con miras a Tokio porque estoy segura de que puedo dar más triunfos a mi país si busco la transición de la plataforma de 10 metros al trampolín de tres metros", afirmó la bajacaliforniana.

"Esta transición requiere tiempo, preparación física paulatina para cambiar mi fisonomía y tener la fuerza requerida para esa prueba, en la que también he demostrado que tengo talento", afirmó, y enlistó que en 23 años de trayectoria ha sido medallista en varias universiadas mundiales, Series Mundiales, Juegos Centroamericanos y recientemente campeona panamericana en Toronto 2015.

Destacó que el trabajo con Pedro Gato "se ha visto reflejado en mis recientes resultados", en Toronto 2015 y Río 2016, "donde quedé cerca del podio (en cuarta posición) siendo el segundo mejor resultado del equipo mexicano de clavados después de la plata de mi compañero Germán Sánchez, y donde demostré que sigo en la élite mundial".

Espinosa señaló que antes de iniciar su preparación necesita recuperarse de la lesión de espalda que le aqueja desde antes de Río, cuyo seguimiento ha sido dirigido por la Conade, y destacó "fundamental" el trabajo de Andrea Campos, quien fungió como doctora y fisiatra.

"La elección de mi nuevo entrenador de clavados será más adelante. En primera instancia me enfocaré en mi preparación física y en la rehabilitación de la espalda", indicó.

"Cierro un ciclo, pero inicio otro motivada para buscar mi objetivo a largo plazo, Tokio 2020", dijo Espinosa, quien ha competido en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, Pekín 2008, Londres 2012 y Río 2016. (La Jornada)