lunes, 17 de octubre de 2016

13:05:00
OAXACA, 17 de octubre.- Vecinos de colonias de la agencia municipal Rancho Nuevo, perteneciente a Santa Lucía del Camino, bloquearon la avenida Hornos en protesta por el corte al suministro eléctrico en los pozos que les surten agua.

El agente municipal, Rafael Bautista Vásquez señaló que bloquearán la avenida hasta que las autoridades del Ayuntamiento de Santa Lucía paguen la deuda a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y les restituyan el servicio.

Dijo que son más de dos mil habitantes los afectados por esta situación y que el bloqueo será de manera indefinida hasta que se solucione la problemática.

Pobladores de las colonias 15 de Enero y Rancho Nuevo del municipio de Santa Lucía del Camino mantienen retenido al síndico municipal José García como una forma de presión para exigir al Ayuntamiento que se restablezca el suministro de agua potable.

La CFE acudió al lugar con elementos de la Policía Estatal para volver a realizar el corte de energía.

Los manifestantes iniciaron este lunes un bloqueo en la Avenida Hornos para impedir que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) realizara el corte de energia electrica del pozo de agua, sin embargo, el funcionario municipal transitaba por la zona en una camioneta de lujo marca Ford por lo que fue interceptado y retenido por los habitantes.

Entre gritos y consignas los colonos exigen al síndico que atienda las problemáticas del municipio y se pague el adeudo con CFE para que puede continuar el suministro de agua en las colonias.

Aunque el funcionario realiza llamadas telefónicas, ninguno de sus compañeros de cabildo acude en su auxilio para dialogar con las personas y de esta forma se pueda retirar la protesta.

A  pesar del bloqueo, la CFE acudió al lugar con elementos de la Policía Estatal para volver a realizar el corte de energía.

Cabe señalar las autoridades de la paraestatal denunciaron que el municipio de forma arbitraria en lugar de liquidar el adeudo de  3 millones 900 mil pesos decidió reconectar de  forma ilícita los servicios de bombeo para agua potable que fueron suspendidos y colocaron policías municipales en los pozos para vigilar la zona. (Quadratín / NVI)