domingo, 23 de octubre de 2016

19:49:00
MÉRIDA, Yucatán, 23 de octubre.- El fotógrafo Alejandro Poot Molina inaugurará este martes 25 de octubre a las 20 horas en el Centro Cultural Olimpo la exposición fotográfica Ya'ab Pixán (Muchas Almas), a realizarse en el marco del primer Festival de las Ánimas.

Yo quise hacerle un homenaje a mi ciudad, dijo Alejandro Poot respecto a su decisión de donar sus obras al municipio (foto: José Repetto)

En entrevista concedida a Libertad de Expresión Yucatán "Chelón", como se le conoce en los pasillos del Palacio Municipal, destacó que es un orgullo, como trabajador del Ayuntamiento, presentar su obra en dicho recinto.

"Me dicen los compañeros que por primera vez en la historia un empleado municipal expone en el Olimpo. Para mí es un orgullo tremendo, tremendo, porque ya no es Chelón el que expone, es abrirle las puertas a los compañeros, a los trabajadores, y que puedan tener sueños", comentó, haciendo un llamado a fomentar la formación artística tanto entre los empleados del Municipio como sus familias.

El fotógrafo destacó que cada una de sus imágenes presenta un mensaje oculto, con alusiones al tránsito al más allá, la maternidad, el suicidio y otros temas de nuestra realidad cotidiana.

También preguntamos a Poot Molina por qué elegir el tema de la muerte para su primera exposición, a lo cual respondió:

"Yo estaba muerto. Yo estaba muerto y no lo sabía y sólo puede fotografiar la muerte el que ha conocido la muerte".

"Yo estuve muerto muchos años y tal vez conversé con ellos. Decidieron no aceptarme y que yo me fuera a hacerles su homenaje, a los que pasaron, a los que no son reconocidos", añadió.

Poot destacó que la muerte también es parte de nuestra cultura en torno de todo.

"Aquí no nos asustamos, los festejamos. Nosotros le hacemos un honor a nuestros muertos, les damos su comida y su bebida", dijo.

Alejandro destacó el apoyo que recibió por parte de sus compañeros de la Dirección de Cultura, quienes en sus horas libres y sin cobrar un peso se unieron al proyecto.

"Son los héroes anónimos que nadie los ve pero allá están ellos luchando", dijo.

Las fotografías fueron tomadas entre los últimos días de marzo y el mes de agosto. De 1,200 fotos se hizo una selección de 28, las cuales serán expuestas en el patio central del Olimpo a partir de este martes.

Finalmente, el entrevistado descartó querer comercializar esta obra, destacando que es una manera de aportar un "granito de arena" a Mérida.

"Yo quise hacerle un homenaje a mi ciudad. Mi padre me enseñó desde muy chico que yo no tengo que esperar nada, no tengo qué esperar qué me va a dar la ciudad o qué bajarle sino donar para apoyarla, contribuir con ese granito, y hemos perdido esa cultura", explicó.

"Chelón" mencionó que hay municipios donde las bancas de los parques son donadas por las familias, destacando a los ciudadanos que daban obras a su ciudad porque estaban orgullosos de ella, así como la manera en la cual a mediados del siglo pasado muchas casas pusieron el escudo de Mérida en su fachada.

"Hemos ido perdiendo eso, pero esa cultura a mí me la inculcaron. Yo decidí donarle a mi ciudad algo, es tan linda, yo no voy a esperar qué le voy a bajar a mi ciudad, qué obligación tiene conmigo. Hemos perdido la cultura del esfuerzo, queremos que nos regalen todo", opinó.

"Nosotros somos los representantes de la administración de la ciudad, y tenemos que dar el ejemplo. Por eso yo doné esta obra que tuvo un costo de casi 40 mil pesos", remató.

Alejandro Poot también agradeció de manera especial el apoyo de Cecilia Patrón, directora de Desarrollo Social, así como el de la Red de Colonos de Mérida. (José Repetto)