lunes, 3 de octubre de 2016

18:32:00
MÉRIDA, Yucatán, 3 de octubre.- Dando cumplimiento al eje de accesibilidad universal y a los compromisos contenidos en la Carta de los Derechos del Peatón el alcalde, Mauricio Vila Dosal, hoy puso en marcha innovadoras “señales acústicas” para personas con discapacidad visual en los cuatro cruceros que rodean a la Plaza Grande de Mérida.


Además, se instalaron ocho semáforos peatonales más, a fin de proporcionar más seguridad a los transeúntes de la zona. Con éstos, la corporación municipal cuenta ya con 32 de estos equipos. Cada uno de los cuatro cruceros de la Plaza Grande cuenta con 8 de estos semáforos de tal forma que el peatón puede cruzar desde cualquier punto a otro con mayor seguridad.

Se instalaron 16 “señales acústicas”, cuatro en cada uno de los cruceros de la Plaza Grande, arriba de los semáforos peatonales. Consisten en bocinas que emiten alertas de 18 segundos que avisan cuando los vehículos están detenidos a fin de que aquellas personas que sufran alguna discapacidad visual puedan cruzar la calle sin riesgos.

En esta infraestructura que beneficia a los peatones el Ayuntamiento invirtió $456,111, provenientes de recursos propios.

Impresiones de beneficiados

Los beneficiados calificaron estas acciones como una medida “oportuna” que les da mayor seguridad y representa un paso más para crear conciencia del respeto a las personas con discapacidad.

Ligia Ordóñez agradeció al alcalde ya que las “señales acústicas” servirán de mucho para cruzar las calles con mayor seguridad, pues casi todo el tiempo tienen que esperar que alguna persona se tiente el corazón para ayudarnos a cruzar la calle.

Víctor Sierra aseguró que es un acierto de las autoridades poner en marcha este sistema de sonido, con el cual ahora es mucho más seguro andar por la calle. Destacó que es la primera vez que un gobierno municipal se preocupa por los invidentes y que ahora, cruzar la Plaza Grande, dejará de ser una aventura riesgosa.

Gloria Hevia dijo estar muy contenta con este apoyo del Ayuntamiento ya que antes tenían que esperar a que alguien les avise que el semáforo ya estaba en rojo para pasar de un lado a otro, o bien, apoyarse en la labor de la Policía Municipal.

-Ahora podremos cruzar la calle con seguridad y aunque en general siempre nos ayuda la Policía Municipal a cruzar la calle, ahora podremos guiarnos por el sonido y saber con exactitud cómo cruzar la calle,-expresó.

Marco Antonio Rosado Rodríguez enfatizó que la medida es formidable y representa un adelanto tanto para los invidentes como para todos los peatones en general, porque poco a poco los automovilistas se acostumbrarán a respetar más los espacios destinados para peatones en los cruzamientos.

Manuela del Carmen Escamilla Miranda también calificó de muy buena la medida porque el sonido que les indica que ya pueden cruzar “es muy claro” y por lo tanto ya no perderá más tiempo a la hora de pasar por la zona, pues por lo general siempre esperaba que alguien le ayudar a cruzar la calle o ir acompañada de algún familiar.

También se informó que a partir del próximo lunes 10 se instalará en los bajos del Palacio Municipal un módulo de atención a cargo de la Policía Municipal que funcionará de 4 a 6 de la tarde, en el que se explicará a las personas con discapacidad visual cómo funcionan las “señales acústicas”.

Además, añadió, en cada esquina habrá un policía municipal que guiará y ayudará a estas personas para que crucen.

Cabe recordar que en junio pasado el alcalde y la agrupación “Liga Peatonal” signaron la Carta de los Derechos del Peatón para promover una cultura de respeto a los peatones y generar infraestructura urbana diseñada para éstos.

El acalde destacó que con estas medidas su administración avanza en el tema de la accesibilidad universal, pues busca que todos los meridanos puedan transitar con seguridad de un lugar a otro. 

-Tuvimos la oportunidad de contactar a estudiantes de la Casa de la Cultura para Personas con Discapacidad del DIF Municipal, que tienen discapacidad visual, quienes nos ayudaron en la selección de los sonidos y del volumen que deben tener las alertas -explicó.

-Es necesario generar conciencia en los automovilistas y todos los ciudadanos para que todos podamos transitar de manera armónica -señaló.

El presidente municipal agregó que la Plaza Grande es el primer punto en donde se colocan las “señales acústicas” y se espera que más adelante se instalen en otras calles del centro de la ciudad.

De acuerdo con cálculos de la Policía Municipal de Mérida, en temporadas vacacionales, el número de peatones en el primer cuadro de la ciudad se dispara, principalmente por la llegada de turistas nacionales y extranjeros.

Los fines de semana, que comprende de viernes a domingo, transitan en el primer cuadro cerca de 400,000 personas.

En temporada decembrina la cantidad de peatones suele llegar hasta los 700,000. (Boletín)