sábado, 15 de octubre de 2016

17:29:00
MÉRIDA, Yucatán, 15 de octubre.- Ricardo Eduardo, beneficiario del Programa Nutricional Integral (PNI), asegura que se siente motivado para estudiar porque al recibir su despensa nutricional se alimenta mejor y puede aprender más en el salón de clases.


Habitante de la comisaría de Oncán es uno de los 105 estudiantes de la escuela primaria “20 de Noviembre” que son atendidos por el esquema que ha puesto en marcha la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) en 11 municipios yucatecos.

“Mis compañeros y yo estamos más fuertes y con mayor vitalidad para aprender más y mejor y nuestras familias más tranquilas porque es un gran apoyo”, dijo el infante.

Margarita Aké Chin, madre del pequeño, señaló que también su hija Dahna, que estudia el segundo grado de primaria, recibe su paquete alimentario por lo que el beneficio es doble.

“Son alimentos de calidad, saludables y que le gustan a los niños eso es muy bueno”, refirió.

En el marco del Día Mundial de la Alimentación, el titular de la Sedesol, Mauricio Sahuí Rivero, señaló que desde distintos frentes se despliegan acciones para atender a los diferentes grupos de la población en materia de nutrición.

Recordó que a cerca de 13 mil estudiantes de la entidad se les proporciona despensas nutricionales que representan más de 90 porciones de comida al mes, lo que permite a las familias garantizar la alimentación de los hijos.

“Antes recibían sobres para preparar sopas y papillas pero no eran atractivas para los infantes. Ahora se les entregan 9 productos como frijol, cereales y galletas, entre otros, que son consumidos” abundó.

Sahuí Rivero dijo que también el Programa de Producción Social Familiar de Traspatio, con presencia en 48 municipios, ha impulsado los huertos orgánicos que se convierten en una opción para que se produzcan hortalizas.

“Las mujeres son nuestras principales aliadas, se meten de lleno y logran producir para el autoconsumo y, en ocasiones, para vender los excedentes de calabazas, sandías, pepino, chile, entre otros alimentos que obtienen” mencionó.

Para la zona urbana de la capital yucateca se mantiene vigente el programa de los Comedores del Bienestar que ofrecen porciones de comida a 10 pesos y con un alto contenido nutrimental.

El funcionario estatal indicó que a la fecha operan 25 de esos espacios alimentarios en Mérida y la Sedesol planea la apertura de cinco nuevos en los próximos meses para ampliar la cobertura.

“Con nuestros programas buscamos el beneficio para la familia de escasos recursos, para el abuelito, la persona con discapacidad y al nuestras niñas y niños en edad temprana” resumió.

Sahuí Rivero subrayó que además de ayudar a la economía de las familias también se contribuye a que mantengan una buena salud ya que “al no haber enfermedad, no se distrae el gasto doméstico en medicinas y tenemos a personas más sanas y fuertes”. (Boletín)