lunes, 17 de octubre de 2016

18:59:00
Dulce Olvera / SinEmbargo

Joe T. Hodo (Gregory Berger), un empresario texano de la industria petrolera, quiere ser el primer Presidente gringo de México mediante su partido político GUERO. Aunque actualmente la ley no lo permite, piensa modificarla con un fajo de billetes. Todo, dice, puede negociarse. Su justificación: de todas formas el gobierno mexicano es el “achichincle” del de Estados Unidos, por lo que es mejor ir al grano. “México tiene dos opciones. Reconstruir la democracia por sí mismo haciendo que el país cumpla su potencial o haciendo lo que tiene más sentido: dejar todo en mis manos”, ha dicho en entrevista con SinEmbargo. Ya como mandatario, privatizará la migración con “el túnel más grande del mundo” y subirá el dólar a entre 30 y 40 pesos. No tiene contrincantes. Andrés Manuel López Obrador, afirma, es “egoísta” y persigue palomas como “un retrasado mental”.

Ciudad de México, 17 de octubre (SinEmbargo).– Llegó de Texas a México en el 2013 durante la aprobación de la Reforma Energética, proceso donde interfirió extraoficialmente comprando a los legisladores con boletos para obras musicales en Nueva York. Empresario de la industria petrolera, Joe T. Hodo (léase “Yo te jodo”), ve en el territorio nacional un excelente potencial de negocio para implementar el fracking, el cual “hará el favor” de dejar químicos regados a pesar de la resistencia de comunidades que hacen “berrinche de hippies” y pese a los comentarios de “los ambientalistas chillones”.


Autoconsiderado más corrupto que los mexicanos, quiere ser el primer Presidente gringo de México: ¿qué necesidad de tener intermediarios si el actual mandatario, Enrique Peña Nieto, “es el achichincle” del gobierno estadounidense? Joe quiere ir directamente al grano y decidir él todo porque no hay tiempo para “el cuento de niños” de construir una democracia desde abajo; “es mucho trabajo” que el pueblo se organice y la “soberanía es un cuento de hadas”.

A través de su partido político Gringos Unidos con Españoletes para Restablecer el Orden (GUERO), está recorriendo el país para hacer campaña. En 2018 busca privatizar no sólo el petróleo y la educación, como, dice, hizo su predecesor, sino también el agua y… a la migración a través del “túnel más grande del mundo que estará debajo del muro de Donald Trump”. También incorporará el término de la corrupción en el Himno Nacional y promete un dólar en 30 pesos o “tal vez” 40 por uno.

Le “encantan” las mujeres, pero lamenta que últimamente “no aguanten vara” y se estén quejando de todo, por lo que, como Presidente, buscará que sigan respetando las viejas costumbres mexicanas.

Respecto al problema de la falta de agua, convertirá a los mexicanos en materia prima para satisfacer las necesidades del mundo, ya que “el 75 por ciento” de ellos son agua.

No teme a sus contrincantes. Sobre Andrés Manuel López Obrador, por ejemplo, asegura que es “un egoísta y comunista” por no querer compartir los recursos naturales de la nación con los empresarios, por lo que lo pondrá a escribir en un pizarrón cien veces “Voy a compartir con Joe T. Hodo”.  Tiene un retraso mental, dijo, por perseguir palomas en Guanajuato. Él, Joe, siempre está armado y la hubiera matado “de un solo tiro”.



Joe T. Hodo, siempre con sombrero, saco y pantalones de mezclilla, habló con SinEmbargo vía telefónica desde algún lugar de Morelos. A pesar de los tres años que lleva en el país, su español es peculiar.

–Lo primero que voy a hacer es recontratar a [Luis] Videgaray porque gente como él sabe cómo dar la buena bienvenida a los extranjeros. En mi gabinete voy a tener a algunas de las mejores compañías petrolera de Texas. Van a concursar para la Secretaría de Energía (Sener). Pintail es una buena empresa en infraestructura y privatizará el agua. Les encargaré una comisión para modernizar las redes de agua potable municipales en el país.

–No es por desanimar tu campaña, pero no sé si sepas que para ser el Presidente de México se necesita ser mexicano de nacimiento o hijo de padres mexicanos…

–Bueno, todo en esta vida se negocia. No estoy preocupado. Si de por sí he encontrado que muchas leyes en este país son flexibles, ¿por qué esa no?

–¿Las cambiarías con boletos para obras musicales, como decías?

–Ese es el problema. El gobierno actual piensa en chico. Solamente compran a la gente con tarjetas de Soriana para votar. Yo puedo hasta comprar viajes a Disneylandia para pueblos enteros. Si vamos a comprar los votos, que tenga valor. Tenemos un nuevo programa en televisión llamado “Joe T. Hodo Show” que lanzará un episodio cada mes. No sé si has escuchado sobre un hindú muy flaco que se llamaba Gandhi. Llegó a la India después de vivir muchos años en Sudáfrica y dio toda la vuelta para conocer a su gente antes de hacer la campaña para su liberación. Yo ahorita estoy haciendo lo mismo en México. Antes de sacarle provecho y liberarlo a su máximo potencial, estoy viajando por todo el país. En el primer episodio fui a Guerrero para conocer a la policía comunitaria y ofrecerles algunos proyectos. Hubo un malentendido. Es una historia muy trágica… Hace pocos días fui a hablar con Paco Barrios de Botellita de Jerez para ver si él quiere juntar gente para mi partido político GUERO.

–Ahora que estás en gira por la campaña, ¿qué opinas de México y los mexicanos?

–Me encantan los mexicanos porque aquí el salario mínimo es menos de 100 pesos al día. Eso ni siquiera compra una hora en Estados Unidos. Los mexicanos tan dispuestos a vender su mano de obra por una cantidad tan razonable.

–¿Somos corruptos?

–Se mal entiende mucho. La gente por ejemplo da 50 pesos al policía, pero después siente remordimiento por ser un país de corruptos. Yo les puedo enseñar cómo es comprar toda una policía federal. No son nada corruptos en comparación a mí, pero yo no lo veo como algo malo, sino como una inversión. Hay un problema de terminología.

–Pero Joe, intentaste sobornar a la policía comunitaria de Guerrero y no se dejó.

–Sí… por eso son tan atrasados. No saben aceptar una buena oferta. Ni siquiera quieren abrir su tierra para las minas. Tengo que hacer más trabajo previo con ellos. Ellos dicen que me van a reeducar. Yo los voy a reeducar a ellos.

–Decías que piensas comprar votos con viajes a Disneylandia, ¿cómo piensas comprar a la prensa?

–Oh… por ejemplo, Dulce, fuera de record, ¿qué es lo que necesitas para escribir buenas notas sobre GUERO? Yo quiero complacer a todos los medios. Chayotes… Mañana, llegando a las oficinas de SinEmbargo, va a ver por lo menos 50 cajas de chayotes como regalo del partido GUERO como esperanza de una buena disfusión de mi campaña y del “Joe T. Hodo Show”.

LAS MUJERES, PEÑA Y AMLO

Un hombre multimillonario que planea ser el próximo mandatario de México considera que es mejor cuando las mujeres no se quejan tanto, cuando se gobierna directamente sin intermediarios y cuando se comparten los recursos naturales con los empresarios.

–¿Qué piensas de las mujeres? Veo a algunas en tu campaña (en bikini de colores de la bandera estadounidense).

–A mí me encantan las mujeres. Hay una cosa importante. Ahorita en Estados Unidos se están quejando mucho. Las mujeres modernas de mi país no saben aguantar vara y ya quieren quejarse de todo. Prefiero que las mujeres se callen. Desgraciadamente aquí en México ya no se están callando. Soy muy fan de los valores tradicionales mexicanos, por lo que voy a intentar que las mujeres sigan siendo respetuosas a las viejas costumbres. Es mucho mejor cuando no se queja de cada cosa.

–Actualmente gobierna el país Enrique Peña Nieto, ¿qué piensas de él?

–Enrique Peña Nieto, híjole. No es la estrella más brillante del cielo, pero bueno, se puede trabajar con él. El problema es que tienes que explicar las cosas muy lento porque tarda mucho en entender. Lo bueno es que, como sabes, no es en realidad el Presidente de México, es la gente detrás de él. Entre ellos, yo. Esa es la burocracia que no me gusta. Vemos una cara bonita en el poder, pero detrás de él está todo un grupo de Atlacomulco, [Carlos] Salinas de Gortari… Eso es muy poco eficaz. Es mejor si elimináramos esa burocracia. Yo le llamo a sus jefes a la media noche, ellos a él… eso es ineficacia.

–Durante tu carrera a la presidencia es probable que compitas con Andrés Manuel López Obrador. ¿Qué opinas de él?

–Ay sí. Cada manada de antílopes tiene un lento. Yo voy contra ese comunista con los dientes bien filosos. Él es como un tipo que va vendiendo dulces y nieves en la calle, y quiere regalarlas a todo el mundo. Muy pronto van a acabarse y no habrá nada de recursos. Además, ya le falta un tornillo. Tengo de muy buena fuente que ya ni puede hablar y que anda detrás de unas palomitas en Guanajuato como un retrasado mental. Tengo video exclusivo de ese tipo persiguiendo palomitas. Yo siempre vengo armado; ya hubiera matado esa paloma de un solo tiro. Piensa que la tierra es de los mexicanos y que los recursos naturales son de los mexicanos. Eso me parece a una persona que no sabe compartir conmigo. Es muy mal educado. Qué egoísta, qué egoísta. Tanta agua y minerales sin aprovechar y no quiere compartir. A ese niño yo lo voy a poner en el pizarrón a que escriba cien veces “Voy a compartir con Joe T. Hodo”.

ECONOMÍA Y NARCO, LOS PROBLEMAS DE MÉXICO


México enfrenta a diario dos pesadas piedras: un crecimiento económico en desaceleración por la falta de inversión –derivada de la corrupción– que no genera empleos y lo hace vulnerable contra golpes externos. Además, desde que explotó la guerra contra el narcotráfico hace diez años, se ha ido llenando de fosas con restos, desaparecidos y muertos tras muertos.

–Los dos principales problemas de México son la economía y la guerra contra el narcotráfico. ¿Como Presidente, qué harás para que crezca México?

–Hay un problema. El dólar solamente está en 20 pesos. Tiene que estar mucho más alto, eso es muy claro. Con el gobierno actual solamente se ha devaluado el peso a 20, conmigo sería a 30, tal vez 40. Mis amigos que van a invertir en México sería mucho más barato para ellos contratar mano de obra. Empresas como Ford o Monsanto pues sus inversiones deben valer mucho más.

–El segundo punto es la guerra contra el narcotráfico, de la cual se derivan violaciones a los derechos humanos. ¿Qué vas a hacer contra ello?

–Mi bisabuelo, que en paz descanse, ganó un poco de dinero en los años 20 del siglo pasado cuando el alcohol fue ilegal en Estados Unidos. A veces tener algo ilegal es una buena fuente de recursos. Si las drogas fueran legales habría mucho más efectivo inyectado en los bancos de mis amigos. Quiero hacer acuerdos con los narcotraficantes, pero no quiero hacerlas legales, porque eso tampoco sería buen negocio. Tenemos que mantener los precios arriba. Pero por su puesto, si te cacho con drogas te llevaré a la cárcel. Además, ¿con qué voy a comprar a todos los políticos de México si no hay ganancias con las drogas?

–Si eres Presidente de México, su homónimo en Estados Unidos podría ser Donald Trump, ¿eres mejor que él?

–Por su puesto. Para empezar, él es neoyorquino y esa es una raza inferior. Yo soy texano. Además él piensa en chico. Quiere parar a la migración, yo quiero privatizar a la migración. Esa es la diferencia. Voy a hacer un túnel, creo en la infraestructura. Va a ser el túnel más grande del mundo debajo del muro de Trump. Pondré una caseta. Si uno quiere comprar su estancia en Estados Unidos, perfecto, puede trabajar un año gratis en un trabajo productivo. Ahorita estamos intentando poner muchos gasoductos nuevos en Estados Unidos. Hay un grupo de indios revoltosos que están intentando obstaculizarlo. No sabes qué tan enojado me hace y el estrés que eso me está causando. Lo que podemos hacer es justamente mandar mexicanos a Estados Unidos a romper la madre de los indios. Todos ganamos. Ellos, una estancia allá y nosotros seguimos adelante nuestros proyectos de negocios. Trump nunca va a tener una idea tan brillante como esa.

EL GRAN POTENCIAL DE MÉXICO… PARA JOE

De acuerdo con el multimillonario texano, México no está aprovechando sus recursos naturales, por lo que él lo hará siendo el Presidente. Sea guerra o paz, está a favor siempre y cuando sea un buen negocio.

–Tienes tu instituto Frack U para educar a los mexicanos sobre los beneficios del fracking (extracción de gas natural del suelo), ¿cuáles son?

–Hay muchos beneficios. ¡Todo el mercado de gas que se va a abrir al hacer la fractura hidráulica! Vengo de un país que requiere de mucho gas y eso significa un beneficio excelente para mí. Hay algunos ambientalistas chillones que dicen que estamos contaminando. No lo veo así. Estamos agregando valor a la tierra mexicana porque dejamos más de 300 químicos cada vez que abrimos un pozo de fracking. Estamos haciendo el favor de dejar esos materiales para futuras generaciones. Tengo fe en los misterios de la ciencia. Químicos como el benceno no sabemos cómo va  a mejorar el agua, pero con el tiempo se verán sus efectos… positivos, confío.

–¿En qué zonas estás implementando esta técnica?

–Hay un depósito que se extiende desde Texas a Tamaulipas, una parte de Chihuahua, y la parte norte de Veracruz y Puebla. Estamos construyendo nuevos puentes termoeléctricos como en Morelos y gasoductos para sacar provecho del gas. Lo único malo es que hay aproximadamente 30 pueblos que no saben lo que es bueno. Reclaman que no permitirán entrar al fracking. Eso es un gran error. Puede pasar que más pueblos vean eso y tengan la idea de hacer lo mismo. No entiendo, ¿se creen dueños de su propia tierra o qué? Todo eso es berrinche de hippies. Están en contra principalmente porque son supersticiosos, gente de la edad media que teme que los químicos dañen a sus mantos acuíferos. Además, no les gusta que se hayan cambiado las leyes energéticas en el país. ¿Soberanía? Eso es un cuento de hadas.

–Dices que llegaste a México en el 2013. ¿Tuviste alguna intervención con la Reforma Energética?

–Extraoficilamente. Cuando entro en el Congreso de la Unión, me tratan como rey. Me costó mucho trabajo cambiar las leyes de este país. Tantas llamadas, tantos boletos para obras musicales en Nueva York para las esposas de los congresistas; mucho trabajo para comprar a todo un Congreso y a todo un gobierno.

Por eso tengo el slogan: ‘¿Para qué necesitas una Malinche cuando puedes tener a un Cortés?’ Me estoy postulando para ser el primer Presidente gringo de este país. Porque es muy ineficaz. El gobierno de Enrique Peña Nieto básicamente está como un achichincle del gobierno estadounidense. Mejor ir directamente al grano, no necesitamos intermediarios. Si yo fuera Presidente, podría hacer lo que Peña hace a ritmo de tortuga. Tanto tiempo y apenas ha ido privatizando el petróleo y hasta cierto punto la educación. Pero hay muchas otras cosas para privatizar y no tenemos tiempo de estar jugando.

Hay dos opciones para este país. Mucha gente está descontenta. Una es que el pueblo se organice y tome las riendas del gobierno en sus propias manos y construya una nueva democracia desde abajo, que tome el control de las decisiones en su vida. Pero eso genera mucho trabajo y nadie se anima, ¿quién tiene tiempo para eso? Echamos esa idea por la ventana y nos vamos al otro extremo: que yo decida todo.

–Dices que en México hay muchos ríos y tierras desperdiciadas. ¿Buscas hacer negocio en otras áreas?

–Sí. Está científicamente probado que 75 por ciento de cada mexicano está compuesto por agua y justamente hay problemas por falta de agua. Podemos sacar provecho. Podemos incluso convertir a los mexicanos en materia prima para satisfacer las necesidades del mundo. Eso es algo que estoy estudiando. Y con tantos chinos…

–Joe, al principio me decías que la tierra es de quien la trabaja, citando a Emiliano Zapata. Hay empresas interesadas en establecer parques eólicas en zonas del país donde el viento pega muy fuerte, pero las comunidades indígenas se resisten porque dicen que su territorio es parte de su identidad y además no los consultan. ¿Qué les recomendarías a estas compañías?

–En lugares como el Istmo de Tehuantepec la gente y las costumbres son muy folclóricas. Que se queden su identidad y, por favor, no se metan con política. Sería mucho mejor si toda esa cultura se quedara como algo atractivo para el turismo; que se enfoquen en ser un pueblo mágico. Nosotros nos encargamos de lo demás, de la política energética. Les quieren dar un sistema de energía limpia y de todas formas se quejan. Mejor que se enfoquen en ofrecer la belleza de sus costumbres.

–Tú que estás en la industria petrolera, ¿ves todavía potencial en México para la extracción de petróleo?

–Sí hay potencial. El problema es que estaríamos haciendo mucho más fracking en México si el precio del petróleo estuviera mucho más alto. Cuando Estados Unidos quiere meter su pata en el Medio Oriente para que la gente de la OPEP no esté suprimiendo los precios, tenemos que apoyarlo. Las guerras que sean necesarias para que no estén manteniendo artificialmente abajo los precios. Así valdría mucho más la pena sacar hidrocarburos no tradicionales como el gas shale. México puede cumplir su potencial como país petrolero apoyando a la política externa de EU en el Medio Oriente. Como Presidente me aseguraré que así sea. Sería un excelente país para pilotear drones y asegurar que los precios del petróleo suban.

–Ya que mencionas el Medio Oriente, cuéntame si estás a favor de la guerra en Siria.

–Siempre y cuando sea un buen negocio, estoy a favor de la guerra. Cuando la paz estoy a favor de ella. No es una cuestión de guerra-paz, sino de sacar provecho. Debemos sacar más potencial de lo que nos ofrece la guerra en Siria.

–¿Cuándo la paz puede ser un buen negocio?

–Por ejemplo, hay muchos focos de descontento en este país. Esas personas de la policía comunitaria están diciendo que van a hacer resistencia civil si intentan abrir minas en su zona de la costa chica. Sabemos que hay mujeres indígenas en el Estado de México que están amaneciendo con violencia porque les van a quitar su agua. No nos conviene ese tipo de violencia revoltosa. Estoy a favor de la paz; que la gente se quede tranquila y deje el manejo de recursos en mis manos.

***

El magnate Joe T. Hodo reconoce que por sus propuestas en la calle lo ven raro y están enojados ahora, pero “en el futuro van a ver que todo lo que hago es por su propio bien”.

México tiene dos opciones, reitera, reconstruir la democracia por sí mismos haciendo que este país cumpla su potencial o haciendo lo que tiene más sentido: dejar todo en sus manos. La Malinche es un intermediario y un Hernán Cortés hace las cosas con mucho más eficacia. Por eso es su slogan.

A dos años de las elecciones, está recolectando firmas para reclutar más personas a GUERO y poder competir en las elecciones presidenciales de 2018. Una de sus estrategias es nacionalizar al cantautor Ricardo Arjona para que sea el escritor principal de las canciones de su partido político.