lunes, 17 de octubre de 2016

19:51:00
Natixis Global Asset Management

La candidata demócrata Hillary Clinton va a la delantera contra el Republicano Donald Trump en las encuestas de opinión, aunque el margen contra su contrincante se ha reducido. ¿Qué significa el resultado, así como el polémico debate político para la economía global y los mercados financieros? ¿Están aumentando las inquietudes entre los inversionistas? ¿Es momento de que los inversionistas reajusten sus posiciones en el portafolio?


Un gestor de renta variable, un estratega en jefe y el Director del Centro de Investigación en Construcción de Portafolios Duraderos nos comparten su visión.

David Lafferty, CFA®
Estratega en Jefe de Mercados
Natixis Global Asset Management

Cuando hablamos con inversionistas dentro y fuera de EEUU, las elecciones presidenciales son casi siempre la primera cuestión en su mente. Nuestra primera reacción es recordar a los inversionistas que las diferencias entre las propuestas antes de las elecciones siempre son mayores que la diferencia en las ejecuciones post-electorales; un gobierno dividido garantiza que los presidentes solamente obtienen una pequeña parte de lo que desean. En general, esto significa que los inversionistas tienden a sobreponderar los resultados de una elección vs las perspectivas del portafolio. Adivinar si Clinton será una mala influencia para las acciones del sector salud o si Trump tendrá un efecto positivo en las acciones de la industria militar es una manera pobre de conformar un portafolio duradero.

Además, aún queda algo de tiempo. Debido a las mediciones del Colegio Electoral y a más recaudación de fondos, Clinton parece ser la favorita para ganar. Pero aún faltan unas semanas y un debate, y con estos dos candidatos, las últimas semanas ofrecen una oportunidad más de sorpresas (quizá algo que ver con las declaraciones fiscales de Donald o de los emails de Hillary?).

En tanto, continuaremos conteniendo la proyección vs los resultados como todos, pero si Brexit nos ha enseñado algo, es que hoy apostar a lo convencional es peligroso. Con tantas variables aún desconocidas, incluyendo al triunfador de la elección, la conformación del Congreso, o cómo las propuestas se transformaran en políticas, las implicaciones del mercado a largo plazo son inciertas. Lo que sí es seguro, es que ningún candidato ha presentado una agenda pro-crecimiento convincente que reactivaría la economía y los mercados de capitales.

Sin importar el triunfador, los candados de Washington probablemente no generarán grandes cambios en la política, aunque puede surgir una modesta reforma fiscal corporativa. Si bien las implicaciones de retorno a largo plazo son inciertas, aún creemos que la condición de novato de Trump y falta de historial político lo convertirán en una fuente de más volatilidad en el corto plazo.

David Goodsell
Director Ejecutivo, Centro de Investigación en Construcción de Portafolios Duraderos
Natixis Global Asset Management

En nuestra más reciente encuesta de Asesores Financieros 20161 , dada a conocer a finales de septiembre, cuestionamos sobre una serie de dudas relacionadas con el impacto esperado de las elecciones presidenciales estadounidenses en los mercados. Nuestras conclusiones claramente muestran tendencias entre quienes gestionan el dinero de los clientes y distinguen la diferencia de opinión entre aquellos en EEUU y fuera del país.

He aquí algunas de nuestras conclusiones principales:

Los asesores en EEUU afirman que ningún candidato es mejor

Los asesores financieros estadounidenses parecen ser ambivalentes o no estar convencidos sobre lo que tendrá el mayor impacto positivo en cinco factores clave: el mercado de valores, el mercado de deuda, la economía global, el comercio global y el riesgo geopolítico. Al darles a elegir entre Clinton, Trump, cualquiera o ninguno, 40% de los participantes en EEUU eligió a “ninguno” para todos los factores con excepción de comercio global, donde 32% opinan que Clinton se desempeñará mejor, y riesgo geopolítico, donde Clinton recibió el mayor número de respuestas con 35%.

Globalmente, los asesores opinan que Clinton es mejor

Fuera de EEUU, parece que los profesionales financieros opinan que Hillary Clinton tendría un impacto más positivo en todos los factores. Las estadísticas de Clinton están entre la media de 40% y 50%, mientras que quienes creen que Trump traerá un mejor resultado son los menos. Existen variaciones de país a país. Pero en general, la opinión de los asesores es relativamente consistente de país a país.

Qué opinan los asesores sobre el próximo Presidente de EEUU

Mercados de capital

• Los participantes estadounidenses de más de 47 años creen que Trump será mayor para el mercado (34%) comparado con Clinton (21%) mientras que 37% dijo que ninguno de los dos.
• 57% de las asesoras femeninas globalmente, creen que Clinton será mayor para el Mercado de capitales.

Mercado de deuda

• 47% de los asesores a nivel global dan ventaja a Clinton para los bonos, comparado con 14% que opina que Trump será mejor opción.
• Colombia (65%), Chile (61%), España (57%), Italia (55%) y Panamá (55%) reportan una mayor inclinación hacia Clinton para con los bonos. Francia es un ejemplo de variación significativa de esta tendencia con 47% de los asesores que no prefieren a “ninguno.”

Economía global

• 43% de las asesoras en EEUU opinan que Clinton será mejor influencia para la economía global comparada con el 19% que están a favor de Trump.
• Globalmente, 44% de los asesores favorecen a Clinton y su influencia en la economía global, 27% dicen que ninguno, 16% favorecen a Trump y 13% opinan que es un empate.

Riesgo Geopolítico

• 42% de los asesores independientes en EEUU y 45% de las asesoras de dicho país creen que Clinton es mejor para reducir el riesgo geopolítico. Para las mujeres a nivel global, la cantidad es de 62%.
• 41% de los asesores con libros por encima del promedio ($29.5 millones como muestra del promedio) favorecen a Clinton en cuanto a riesgo geopolítico, 29% dicen que ninguno y 23% apuestan a Trump.

1 Natixis Global Asset Management, Encuesta Global de Asesores Financieros por CoreData Research, Julio 2016, entre 2,550 asesores financieros de 15 países.

Chris Wallis, CFA®
Gestor de portafolio, CEO
Vaughan Nelson Investment Management, filial de Natixis Global Asset Management

No hay duda –EEUU tiene un interesante par de candidatos en esta campaña electoral, que ofrecen propuestas muy diferentes en políticas –desde externa, comercial, fiscal, económica, sanitaria y de inmigración. Pero realmente no creo que influya mucho en los mercados y los portafolios a largo plazo de los inversionistas el que Hillary Clinton o Donald Trump ganen en el 8 de Noviembre.

180 años de irrelevancia

Si analizamos el historial presidencial estadounidense a lo largo de 180 años, encontraremos que el presidente electo nunca ha tenido un gran impacto en los mercados financieros. A mayor plazo, las decisiones políticas presidenciales han sido muy irrelevantes en el desempeño de los mercados financieros. La historia también muestra que la volatilidad promedio en el Mercado actual es la misma que en los 1800, a mediados y a finales, y a principios del siglo XX y la posguerra…. De nuevo, los presidentes estadounidenses por lo general no son una influencia en los mercados financieros, lo que es muy difícil de entender, porque creemos que las elecciones de cada 4 años son extremadamente importantes y con un impacto enorme. Pero al tratarse de los mercados, la historia demuestra lo contrario. Si Clinton o Trump ganan, yo soy de la idea que de todos modos habrá una productiva política   fiscal que estimulará el crecimiento económico en el país. No hace falta mucho para ser productivos – se recorta el impuesto a las empresas, se añade algo de gasto en infraestructura. En última instancia, no se reelige a ningún político a menos que la economía crezca. Por lo tanto, en mi opinión, la economía crecerá.

Este año electoral continúa siendo muy entretenido para las cadenas y grupos de medios. Debemos estar al pendiente del programa de TV Saturday Night Live hasta Noviembre. Probablemente sea la mejor de sus temporadas. Pero para los mercados, no creo que importe. Tratemos de ignorarlos, aunque sea lo más difícil de hacer.