domingo, 16 de octubre de 2016

15:13:00
KENTUCKY, 16 de octubre.- La hija de 15 años de Tyson Gay, el famoso velocista olímpico de Estados Unidos, ha muerto hoy de un balazo en el cuello, al verse atrapada en el fuego cruzado entre los ocupantes de dos coches que se habían enfrentado a tiros en el aparcamiento de una hamburguesería de Lexington (Kentucky, Estados Unidos).

La pequeña Trinity Gay había acudido al restaurante Cook Out, cuando se vio atrapada entre dos fuegos. La menor recibió un disparo en el cuello y, aunque fue trasladada rápidamente a un hospital, los médicos no pudieron salvar su vida. "Ella estaba allí por la semana de vacaciones de otoño. No ha podido salir de esta. Es una locura, estoy tan confundido", ha declarado Gay a lex18. El atleta, natural de Lexington confirmó el fallecimiento a la citada televisión local.



Tras la muerte de la menor, la policía de Lexington emitió el siguiente comunicado: "Una joven que recibió un disparo en la escena fue trasladada a un hospital en un vehículo privado, y posteriormente remitida al hospital de Reino Unido [Clínica Universidad de Kentucky], donde fue declarada muerta. La víctima ha sido identificada por la oficina del forense del condado de Fayette como Trinidad Gay de Lexington, de 15 años de edad".

Los agentes han detenido a los dos ocupantes de uno de los dos vehículos que participaron en el tiroteo en el que pereció la pequeña, quien estaba siguiendo la carrera de su padre como velocista y ya había ganado campeonatos de su edad.

El velocista norteamericano, de 34 años, triple campeón mundial en 2007 (100 y 200 metros y relevos 4x100), fue plata con su equipo de relevos de 4x100 en los juegos de Londres, en 2012. La federación estadounidense de atletismo, a través de Twitter, trasladó hoy su condolencias a Gay y su familia por la "pérdida trágica y sin sentido de su hija". (El País / The Sun)