sábado, 1 de octubre de 2016

16:13:00
CIUDAD VICTORIA, Tamaulipas, 1 de octubre.- Francisco García Cabeza de Vaca (PAN) rindió protesta como gobernador Constitucional de Tamaulipas ante los diputados integrantes de la LXIII Legislatura del Congreso Local; el reynosense afirmó que la seguridad será una prioridad en su administración y trabajará coordinadamente con el Gobierno Federal porque los tamaulipecos ya merecen vivir en paz.

"Me comprometí que habría seguridad en carreteras, en el campo y ciudades, para reducir las estadísticas criminales y recobrar la tranquilidad de las familias en todo Tamaulipas; hoy reitero que su seguridad será una de las prioridades de mi gobierno, porque definitivamente ya merecemos vivir en paz”, expresó. (Enlace a En el sexenio de Egidio Torre la deuda de Tamaulipas se incrementó 1,096%.)

En Ciudad Victoria, el ex mandatario priista del Estado Egidio Torre Cantú (hermano del candidato Rodolfo Torre Cantú, asesinado en 2010) y el actual gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca, aliado de Estados Unidos. Enlace a La pasarela de políticos en la toma de protesta.

En el acto protocolario, en el Poder Legislativo tamaulipeco estuvo presente el secretario de Energía Pedro Joaquín Coldwell, en representación del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto y el Comisionado Nacional de Seguridad Pública, Renato Sales Heredia, representante de Miguel Ángel Osorio Chong, titular de la Secretaría de Gobernación, ante quienes reiteró la invitación a colaborar de manera institucional.

"Mi gobierno mantendrá una relación institucional y de respeto con el gobierno (federal), mi gobierno hará siempre la parte que le toca, asumirá la responsabilidad constitucional no nos escudaremos en la Federación para evadir los problemas, ni para trasladar el poder de solucionarlos; Estado y Federación somos corresponsables del destino de Tamaulipas”, enfatizó.

En el tema de seguridad, subrayó que colaborará con autoridades y fuerzas federales para la pacificación permanente en las regiones tamaulipecas, “es para mí una muestra de que Estado-Federación reconocemos el tamaño del desafío que tenemos por delante”.

A los 43 alcaldes los invitó a sumar esfuerzos en beneficio de la población, donde la administración estatal será una gran aliada de los ediles, consciente de las amenazas que pretenden vulnerar su función.

"Quiero ofrecerles un acuerdo que aumente la fortaleza, quienes tengan la misma dirección y nos definan los mimos objetivos, será un acuerdo de responsabilidades compartidas, no un acuerdo de impunidad, quien crea, vea o haga las cosas de manera diferente y quien asuma que puede traicionar a los tamaulipecos desde las presidencias municipales, tendrán necesariamente que someterse al imperio de la ley”, enfatizó. (Excélsior)