lunes, 31 de octubre de 2016

10:07:00
“Correr es una manera de meditar, pero moviéndose”

Nota de Khira Cabrera / fotografías de Jorge de la Cruz

MÉRIDA, Yucatán, 31 de octubre.- Decía José Alfredo Jiménez “que no hay que llegar primero, pero hay que saber llegar”. Y si bien el objetivo de una carrera es ganar, la definición de triunfo es relativa. Para los kenianos, significó el pódium completo en las categorías femenil y varonil, para muchos, su debut en una carrera profesional, para otros, un entrenamiento para el próximo maratón de Monterrey, un reto personal o la oportunidad de acompañar a un ser querido en el cumplimiento de una meta. 


Muchos podrían preguntarse ¿Qué tiene que ver el rock ´n roll con el medio maratón? Algunos participantes de esta justa deportiva dijeron que es una excelente combinación, ya que las tarimas instaladas a lo largo de la carrera son un estímulo más para llegar a la meta. Saber que en determinado kilómetro habrá un módulo en el que además de asistencia médica e hidratación habrá música en vivo para animarles hace más llevadera la competencia. “Es como fijarse objetivos a corto plazo hasta completar los 21 kilómetros, sentir el apoyo de la gente que está ahí escuchando a los grupos de rock te da energía para seguir avanzando”.

Parejas, hermanos, colegas, cada quien con su historia de vida y lucha personal, sumaron más de tres mil anécdotas en El “Rock ‘n Roll Medio Maratón Mérida 2016” que tuvo su punto final en el "Estadio Salvador Alvarado”, donde familiares y amigos de los corredores esperaban su arribo. Los más veloces fueron ovacionados, pero sin duda, la llegada que más emoción causó fue la de un atleta que a pesar de tener una sola pierna hizo todo el trayecto. Y el momento más tierno se dio con la llegada de una corredora, que poco antes de cruzar la meta bajó a su hijito de la carreola para que corriera con ella el último tramo.


Ana Torroja, la primera artista invitada de la noche, dijo sentirse emocionada de amenizar una carrera por primera vez. “Aquí se corre el medio maratón. Los que ganan, los que no ganan, los que llegan primero, los que llegan en medio, los que llegan al final, da igual. El hecho de participar y el hecho de terminar este maratón para mí ya es una hazaña así que felicidades a todos los que habéis participado, familiares, amigos, etcétera. Gracias Mérida y gracias al half maratón”.


Durante su actuación, en la que llegaron la mayoría de los atletas, la ex integrante del grupo “Mecano” interpretó “La fuerza del destino”, “Hoy no me puedo levantar”, “A contratiempo”, “Cruz de navaja”, “Hoy ya no te quiero”, “Los amantes”, “Maquillaje”, “Mujer contra mujer”, “7 de septiembre”. “El uno, el dos, el tres”, “Naturaleza muerta”, “Eugenio Salvador Dalí”, “No hay marcha en Nueva York”, “Las curvas de esa chica”, “Duele el amor”, “Ay que pesado”, “Un año más”, “Hijo de la luna”, “Corazones”, “Barco a Venus” y “Me cuesta tanto olvidarte”, dejando en el público una grata experiencia y ganas de seguirla escuchando, pero era hora de galardonar a los ganadores.


Después de la premiación, que estuvo a cargo del Gobernador del Estado y su esposa, tocó el turno de subir al escenario a “Maldita Vecindad”, quien dijo que “correr es una manera de meditar, pero moviéndose”. Muy conversadores, los integrantes de esta agrupación que cumple 30 años de carrera artística, demostraron su total apoyo al cuidado de la naturaleza, el respeto a las mujeres, la paz y la justicia social. “La música es el puente donde siendo distintos nos podemos encontrar”, expresaron ante su público, que coreó y bailó “”El gran solin”, “Bailando”, “Morenaza”, “Fiesta de la calle”, “Mujer”, “Pata de perro”, “Lo pasado, pasado”, “Un gran circo”, “El tieso y la negra soledad”, “Dos palabras”, “Pachuco” y “Kumbala”. 


Durante la presentación comentaron: “Hay un tema que nos pidieron mucho en redes sociales y se los vamos a cantar”, se trataba de “Mare” en el que improvisaron dos bombas yucatecas: “Regresó a tocar la Maldita Vecindad y causo gran emoción y en su concierto y su música a la gente de Mérida les dieron todo su corazón”; “En culturas de paz y baile y en alegre rebeldía, la gente de Mérida cantó y bailó con muchísima alegría”.


Y con gran entusiasmo y energías renovadas, los asistentes a este concierto cerraron una gran noche, en la que quedó de manifiesto que la nuestra es una ciudad de paz y armonía en la que los turistas se sienten como en casa. El “Rock ‘n Roll Medio Maratón Mérida” deja una buena derrama económica y la posibilidad de una nueva visita de los corredores que en coche o en avión llegaron a la tierra del faisán y el venado para participar en esta fiesta deportiva y musical.