sábado, 15 de octubre de 2016

17:57:00
WASHINGTON D.C., 15 de octubre.- El candidato republicano a la Presidencia de EU, Donald Trump, insinuó hoy que su rival demócrata, Hillary Clinton, tomó drogas antes del último debate entre ambos la semana pasada, y pidió que se les someta a ambos a una prueba antinarcóticos antes del encuentro del próximo miércoles.


"Al comienzo del último debate (el pasado domingo en San Luis, Misuri), ella tenía muchísima energía. Y después, al final... Estaba deseando que la bajaran (del escenario). Apenas podía llegar a su automóvil", añadió, y se mostró "dispuesto" a someterse a un control antidrogas antes del debate de este miércoles en Las Vegas (Nevada).

Las mujeres que lo acusan son "demasiado feas" para merecer su atención, al igual que Hillary Clinton.

El candidato republicano, quien ha alimentado varios rumores sobre la salud de Clinton en los últimos meses, criticó a su rival por no tener programado hoy ningún acto de campaña, al asegurar que está "descansando" para el debate a pesar de que aún "quedan cinco días".

"Ella le llama preparación para el debate, a pesar de que estamos a sábado y es el miércoles. Se supone que ella tiene mucha experiencia, que lo sabe todo", aseguró el magnate.

"Cuando la estaba investigando el FBI (sobre el manejo de sus correos electrónicos cuando era secretaria de Estado), dijo 39 veces que no se acordaba de cosas. Quizá por eso tiene que prepararse para el debate, porque tiene mala memoria", agregó.

El magnate ha aumentado sus ataques a Clinton, varios líderes republicanos y los medios de comunicación tras la divulgación hace ocho días de un video de 2005 en el que él hacía comentarios machistas y denigrantes, y la posterior acusación de varias mujeres que aseguran que Trump abusó sexualmente de ellas hace años.

"Estas elecciones están siendo amañadas por corruptos medios de comunicación que promueven acusaciones completamente falsas y mentiras descaradas en su intento de lograr que ella sea presidenta", afirmó Trump en referencia a Clinton.

"Pero vamos a derrotar este sistema amañado", prometió el candidato republicano, quien ha negado todas las acusaciones que le han hecho media docena de mujeres y en varias ocasiones les ha restado credibilidad al asegurar que eran poco atractivas físicamente. (EFE)