martes, 18 de octubre de 2016

14:27:00
MÉRIDA, yucatán, 18 de octubre.- En conmemoración del 63 aniversario del voto de la mujer en México, la diputada Beatriz Zavala presentó ante el pleno del Congreso del Estado una iniciativa para que el gabinete estatal se integre de manera paritaria: es decir, igual número de mujeres y hombres. Dicha propuesta para adicionar un párrafo a la Ley de la administración pública estatal  asentaría la obligación del o la titular del ejecutivo estatal para procurar que en la designación de titulares de secretarías que comprenden el gabinete estatal se garantice la participación de mujeres y hombres de manera paritaria.

Zavala Peniche expuso que su iniciativa va en concordancia con la lucha histórica por la igualdad sustantiva de la mujer en la vida pública del país. Destacó que Yucatán  fue un estado pionero en el tema, cuando durante el gobierno de Felipe Carrillo Puerto, se otorgó a la mujer el derecho de participar en elecciones municipales, decisión  que fue tomada  por otros estados de la República.

La legisladora destacó que al margen de los avances y conquistas de la participación política de la mujer, tanto en México como en Yucatán persisten prácticas que limitan su desarrollo pleno.

No fue —dijo— sino hasta el año 1953, cuando la mujer mexicana se le reconoció su derecho al voto. Apenas en el año 2014 que se consagró la designación paritaria de candidaturas para las candidaturas partidistas a cargos de elección popular.


La legisladora destacó que al margen de los avances y conquistas de la participación política de la mujer, tanto en México como en Yucatán persisten prácticas que limitan su desarrollo pleno. No obstante, puntualizó que incluso cuando el titular del poder ejecutivo es Presidente de la Comisión de Igualdad de Género en la Confederación Nacional de Gobernadores (CONAGO), el gabinete del gobierno de Yucatán no cuenta con una solo mujer titular de alguna secretaría actualmente en funciones.

—Con la presente iniciativa estamos garantizando la participación de la mujer en el ámbito  público del Estado y simultáneamente promoviendo una nueva cultura institucional que incluya de forma más equitativa la colaboración de la mujer en la toma de decisiones—concluyó.