domingo, 30 de octubre de 2016

13:58:00
SAN SALVADOR, El Salvador, 30 de octubre de 2016.- La policía salvadoreña arrestó el domingo al ex presidente Tony Saca, quien será procesado por los delitos de peculado, agrupaciones ilícitas, y lavado de dinero, informó la Fiscalía General de la República.

Junto con Saca fueron arrestados Cesar Funes, quien se desempeñó como secretario de la Juventud, y Julio Rank, ex secretario de comunicaciones. Otros arrestados son Pablo Gómez, Francisco Rodríguez, Jorge Alberto Herrara y Elmer Charlaix, quien fuera el secretario privado del expresidente durante su mandato de 2004 a 2009, se informó en comunicados de prensa de la Fiscalía y la Policía.
Fotografía minutos antes de la captura del expresidente Elías Antonio Saca por el delito de peculado. (Noticiero Hechos)

Las capturas de Saca, Funes y Rank, se realizaron en momentos que asistían a la fiesta del casamiento de uno de los hijos del ex mandatario.

Todos los arrestados fueron trasladados a los calabozos de la División Antinarcóticos de la Policía Nacional Civil.

Saca es el tercer ex mandatario procesado judicialmente por enriquecimiento ilícito o desvío de recursos durante sus mandatos.

Al conocer que había una orden de arresto en su contra, el ex secretario privado Charlaix se presentó voluntariamente a las instalaciones de la policía para responder a las acusaciones.

“Puedo entrar a platicar. Hay una orden de captura en contra mía y vengo a entregarme”, dijo para que le permitieran ingresar al cuartel policial.

“Vengo hacerle frente a las acusaciones que me están haciendo y a ponerme en manos de la justicia”, agregó Charlaix cuando insistía que abrieran las puertas de las instalaciones y era abordado por más de un centenar de periodistas.

La Fiscalía informó que al ex presidente Saca, Charlaix, Pablo Gómez y Francisco Rodríguez, serán acusados de peculado, agrupaciones ilícitas y lavado de dinero.

A Rank y a Funes se les acusa de agrupaciones ilícitas y caso especial de lavado de dinero, mientras que a Herrera se le acusa de peculado y agrupaciones ilícitas.

Recientemente la Corte Suprema de Justicia ordenó a un tribunal civil que iniciara un juicio civil por enriquecimiento ilícito contra Charlaix, quien no habría podido justificar la procedencia de 18.7 millones de dólares en sus cuentas personales cuando desempeño el cargo.

Durante la investigación se conoció que Charlaix habría transferido fondos de las cuentas institucionales a cuentas personales.

Según las investigaciones de la Sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia, se determinó que 5.8 millones de dólares fueron a parar a las cuentas personales de Charlaix y que 15 millones de dólares se depositaron en cuentas personales del ex presidente Saca. Otros funcionarios de su gobierno y para el partido Alianza Republicana Nacionalista (Arena) y dirigentes de esa institución política.

El ex presidente Saca ya enfrenta un juicio civil por enriquecimiento ilícito. A Fiscalía lo acusa de incrementar en 3.9 millones de dólares su patrimonio cuando fungió como mandatario, mientras que a su esposa Ana Ligia Mixco la denunció por no justificar el origen de 589,608 dólares.

Saca es el tercer ex mandatario procesado judicialmente por enriquecimiento ilícito o desvío de recursos durante sus mandatos.

El ex presidente Mauricio Funes, que gobernó el país de 2009 a 2014, y se encuentra asilado en Nicaragua, enfrenta junto con su ex esposa y uno de sus hijos un juicio civil por enriquecimiento ilícito y de acuerdo con las investigaciones de la Sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia, el ex mandatario y su familia deberán de justificar el origen de 728,329.74 dólares.

La demanda civil incluye a la ex primera dama y actual secretaria de Inclusión Social, Vanda Pignato, y uno de sus hijos Diego Roberto Funes Cañas.

El ex presidente Francisco Flores (1999-2004) murió recientemente al sufrir un derrame cerebral en arraigo domiciliario a la espera de un juicio en su contra por el desvío de 15 millones de dólares que llegaron al país para ayudar a los damnificados de los terremotos de 2001. Gran parte de ese dinero fue a parar a las cuentas del partido Alianza Republicana Nacionalista (Arena) que lo llevó al poder. (AP)