miércoles, 12 de octubre de 2016

01:04:00
MÉRIDA, Yucatán, 12 de octubre.- En un esfuerzo compartido para reducir de manera significativa la carencia alimentaria en Yucatán, Gobierno y sociedad civil harán realidad un Centro de Rescate y Distribución de Alimentos, que representará una coinversión superior a los 29.3 millones de pesos, y brindará asistencia a las más de 380 mil personas en rezago nutricional del territorio.


El Gobernador Rolando Zapata Bello y el presidente de la mesa directiva del Banco de Alimentos de Mérida, José Trinidad Molina Casares, dieron ayer martes el banderazo de inicio de los trabajos de construcción del nuevo espacio, en una superficie de cinco mil metros cuadrados. Ahí se establecerá una nave industrial de mil 500 metros cuadrados para recibir, seleccionar, clasificar y distribuir los comestibles, a través de cámaras de refrigeración y congelación.

En el encuentro celebrado al sur de la capital yucateca, el titular del Poder Ejecutivo afirmó que la obra representa un eslabón más en una gran cadena de esfuerzos que los yucatecos, Gobierno y autoridades hacen para afrontar una carencia o una necesidad muy relevante para nuestra sociedad, como es la cuestión alimentaria.

“En la visión de que para poder crecer en estos trabajos, en estas labores, en esta función de servicio a la sociedad, resultaba indispensable contar con infraestructura adecuada que permitiera que los donantes que, venturosamente, van creciendo, van aumentando, tengan las condiciones desde lo básico para poder estacionar un camión, para poder bajar producto, para poder desplazarse, ayudarlo para que ellos a su vez ayuden adecuadamente a la población”, subrayó.

En el marco del 20 aniversario de la fundación del Banco de Alimentos de Mérida, Zapata Bello recordó que en la medición más reciente que se tuvo de las 32 entidades federativas sobre el tema, Yucatán fue primer lugar en el abatimiento de la carencia alimentaria, que es la que más lastima al ser humano y la que debe combatirse frontalmente.

Después de elogiar el esfuerzo del Gobierno del Estado para fortalecer la seguridad pública mediante la entrega de 503 nuevas unidades a los cuerpos policiacos, el alcalde de Mérida, Mauricio Vila Dosal, destacó la importancia sumar de esfuerzos entre sociedad civil y autoridades, para garantizar el acceso, de los que menos tienen, a una adecuada nutrición.

En su turno, Molina Casares resaltó que gracias al apoyo de donadores comprometidos como empresas, supermercados y productores locales, en los últimos 12 meses se reunió un millón 220 mil kilos de comestibles, que llegarán a la población que más lo necesita a través de la estrategia “Yucatán sin hambre”, en la que participan sociedad civil y representantes de los tres niveles. 

Apoyamos a la alimentación directa de 120 mil personas al año en situación de vulnerabilidad, de las cuales el 33 por ciento lo conforman niños, el 49 por ciento, adultos mayores y el resto, personas con discapacidad. El día de hoy llegamos a 20 municipios y apoyamos a más de 47 instituciones, comentó.

La Asociación Mexicana de Bancos de Alimentos es una red que agrupa 60 iniciativas de este tipo en 29 entidades, que busca atender la problemática del desperdicio de productos para el consumo humano, que asciende a más de 19 millones de toneladas en nuestra nación. Esto equivale al 37 por ciento de los comestibles ya preparados, los cuales pudieran llegar a 28 millones de personas en todo México. (Boletín)