jueves, 22 de septiembre de 2016

17:25:00
MÉRIDA, Yucatán, 22 de septiembre.- Raúl Paz Alonzo, presidente estatal del PAN y coordinador de su grupo parlamentario en el Congreso del Estado, señaló a través de un comunicado que las reglas del transporte son las reglas del PRI y sus aliados, remarcando que los panistas advirtieron que esta ley restringía la ley de la oferta y la demanda, que los privilegios políticos para algunos sectores traerían como resultado lo que hoy vemos: manifestaciones, represión, actos de violencia.


"Como dirigente del PAN y como legislador repruebo totalmente los comportamientos de violencia producto de una ley de transporte que se hizo a modo de intereses de quienes hoy promueven estos actos violentos", dijo.

Hoy más que nunca, señaló, urge que se tome en cuenta la propuesta del PAN en beneficio de usuarios y de choferes en materia de transporte. No podemos permitir que siga este clima de violencia en donde los principales afectados son quienes libremente deciden qué servicio de taxi utilizar. 

La libre y sana competencia, continuó Paz Alonzo, no puede ser reprimida a golpes ni mucho menos causando amenazas ni olas de violencia en nuestro estado que además no son atendidas por los responsables de la seguridad en el estado. 

"Desde Acción Nacional hacemos un llamado al ejecutivo estatal para tomar en serio este tema, velar por la seguridad de los ciudadanos y cumplir con el compromiso de generar oportunidades de empleo a los yucatecos . No queremos más casos como el ocurrido el 25 de mayo en el aeropuerto donde se dio carpetazo a las agresiones de choferes de FUTV contra Uber a plena luz del día", dijo. 

Desde el Congreso, siguió, seguiremos pugnando que el recurso de inconstitucionalidad que presentamos ante la SCJN sobre la ley de transporte se promueva con más fuerza dejando por sentado que lo que advertimos ocurrió: la ley actual atenta contra los derechos humanos y laborales.

"Estaremos atentos a lo que las autoridades resuelvan y desde el Congreso retomaremos con más fuerza esta exigencia ciudadana de una ley que en verdad garantice que el transporte no esté supeditado ni a intereses ni amenazado por la violencia", concluyó. (Boletín)