viernes, 9 de septiembre de 2016

00:38:00
CIUDAD DE MÉXICO, 9 de septiembre.- En el arranque del nuevo periodo ordinario de sesiones en el Congreso de la Unión, el diputado federal Jorge Carlos Ramírez Marín afirmó que, sin descuidar su responsabilidad con los demás estados del país, Yucatán será su prioridad en el análisis y discusión del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2017, a fin de mantener la dinámica de crecimiento y la generación de empleos en la entidad.


El legislador yucateco indicó que le darán atención a los 106 municipios del Estado con más obras, servicios y programas, que se aplicarán en estrecha coordinación con el gobierno del Estado y los ayuntamientos, como ha sido la tónica de la actual administración.

“Vamos a enfocar nuestras gestiones en el paquete económico, pues es indiscutible que todos los municipios  requieren atención para impulsar un desarrollo sustentable y progresivo en el Estado”, recalcó el vicecoordinador del Grupo Parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados.

En la reanudación de las sesiones en el Palacio de San Lázaro, que marca el inicio del segundo año de ejercicio constitucional de la LXIII Legislatura, Ramírez Marín  explicó que el presupuesto deberá garantizar la inversión estructural, a fin de que se mantenga la dinámica de creación de empleos, el consumo y la producción de bienes y servicios.

Asimismo, afirmó que seguirá promoviendo iniciativas en beneficio de las mujeres y los jóvenes, como es el caso de la propuesta para ofrecer incentivos fiscales a las personas físicas y morales que apoyen a los atletas de alto rendimiento, mediante la creación de un fondo de mil millones de pesos.

El legislador anticipó que en los próximos días presentará una  iniciativa de ley para  beneficiar a las pequeñas empresas y emprendedores del sector del reciclaje, que vendrá a contribuir al cuidado del medio ambiente.

El político yucateco indicó que, de manera general, la discusión del paquete fiscal 2017 que propone el Ejecutivo Federal tendrá como eje garantizar un presupuesto que aliente el crecimiento económico y la permanencia de los programas sociales.

Ramírez Marín consideró que el mayor reto para los diputados será la aprobación de un presupuesto responsable, equilibrado y cuya prioridad sea mantener el crecimiento sostenido que se ha registrado durante el presente sexenio.

“El gran reto del presupuesto será generar un equilibrio para que los recortes no signifiquen disminución de programas sociales o de inversión en temas prioritarios, y permanezcan alentando la inversión productiva. Estoy seguro, porque ese es mi compromiso y el de los legisladores del PRI, de que el paquete económico  que nos anuncia el Presidente Peña Nieto vendrá dando señales de que el país no detiene su crecimiento y va por más”, enfatizó. (Boletín)