domingo, 18 de septiembre de 2016

17:26:00
MÉRIDA, Yucatán, 18 de septiembre.- Su interés en contribuir al saneamiento y el manejo responsable del agua, un recurso estratégico para el desarrollo de Yucatán, motivó a la joven Andrea Loría Basto a estudiar su maestría en Ciencias Ambientales Aplicadas en la Universidad de Tubingen, Alemania.


La joven, ingeniera química egresada del Tecnológico de Mérida y actual técnica de laboratorio de la Unidad Mérida del Cinvestav, comparte la preocupación de que las principales fuentes de agua dulce, como son la reserva del acuífero y el anillo de cenotes, padecen problemas de contaminación y es urgente no sólo frenar este mal sino mejorar la calidad del agua en la entidad.


Es necesario, agrega, establecer un sistema hídrico que garantice la viabilidad del agua no sólo en Yucatán sino en toda la Península.

“¿Por qué estudiar Ciencias Ambientales?, porque es el futuro”, afirmó Andrea, en amena charla que sostuvo con el diputado federal Jorge Carlos Ramírez Marín, quien, con la ayuda de amigos empresarios, la apoyará para cursar su maestría en Alemania.

Acompañada de sus padres, Gustavo Loría Ortiz y Genny Basto Vera, la ingeniera agradeció al legislador yucateco su interés en apoyar a los jóvenes y, en su caso, por respaldar su decisión de estudiar su posgrado en Alemania, un país que atrajo su atención desde los 14 años de edad.

“Cómo no ayudar a esta destacada estudiante que consiguió por su cuenta su ingreso a la Universidad de Tubingen. Por los tiempos y los recortes del Conacyt no le pudo tocar una beca, pero gracias a amigos empresarios de Yucatán y de la Ciudad de México reunimos el apoyo que necesita para que estudie su maestría. Mi confianza está en los jóvenes”, afirmó Ramírez Marín.

“Es verdad que la mayor riqueza de Yucatán es el agua, pero la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) señala, a la vez, que nuestra principal debilidad es la contaminación del acuífero, así que tenemos que hacer algo al respecto”, indicó el vicecoordinador parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados.

“Tenemos la mayor reserva de agua dulce en el país y una de las más grandes del mundo, pero se ve amenazada por el uso de los agroquímicos. Ya no podemos seguir atentando contra este recurso, hay mucha tarea por hacer”, señaló.

“Sabemos de los esfuerzos que realizan instituciones como el Hideyo Noguchi y la Seduma y personas como Sergio Grosjean en los cenotes, pero tenemos que redoblar los esfuerzos. Necesitamos con urgencia especialistas en este tema, así que estamos muy contentos de apoyar a Andrea para que estudie su maestría y regrese rápido a ayudar aquí”, apuntó el legislador.

Con la ayuda de empresarios y amigos que comparten su interés en impulsar a los jóvenes talentos de Yucatán, Ramírez Marín ha apoyado a jóvenes como Andrea que desean superarse, capacitarse, tomar cursos de especialización, emprender proyectos innovadores o competir en torneos internacionales.

En la charla en las oficinas de enlace del diputado, Andrea relató que, efectivamente, por medio de la Embajada de Alemania en la Ciudad de México consiguió establecer contacto con la Universidad de Tubingen para informarse y cumplir los requisitos para inscribirse a la maestría, que será en inglés y con módulos optativos en alemán, idiomas que domina.

La razón de escoger Alemania, dijo, es porque desde los 14 años le llamó la atención la cultura alemana, su idioma, sus costumbres, su comida, así como sus avances en materia tecnológica y el desarrollo constante de las nuevas ideas.

“En la licenciatura llevé la materia de Ingeniería Ambiental y cuando vimos el tema de tratamiento de aguas industriales, dije: ah, esto es lo que quiero. Desde entonces había decidido estudiar mi maestría en el extranjero, así que al buscar opciones vi que en la Universidad de Tubingen había el posgrado en Ciencias Ambientales Aplicadas y me enfoqué a ello. Presenté los exámenes y luego de un largo proceso, estoy lista para viajar a Alemania, aprender de ellos y regresar a aplicarlo en Yucatán”, relató Andrea.

La joven, de 24 años, comentó que la Dra. Patricia Quintana Owen, jefa del Laboratorio Nacional de Nano y Biomateriales (LANNBIO), del Departamento de Física Aplicada del Cinvestav Mérida, con quien labora, la ha apoyado en su formación para realizar su maestría y su viaje a Alemania, ayuda de la que también está agradecida. (Boletín)