lunes, 19 de septiembre de 2016

15:31:00
WASHINGTON D.C., 19 de septiembre.- Dos posturas frente al terrorismo. Mientras el candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, vaticinó sobre los atentados de este fin de semana en Estados Unidos que “esto sólo va a ir a peor”, el presidente demócrata de Estados Unidos, Barack Obama, ha llamado a la calma este lunes y ha pedido a la ciudadanía “no sucumbir al miedo” por el terrorismo. Un mensaje similar al que lanzó su sucesora, Hillary Clinton, horas antes.

Ambos se referían a la colocación de varias bombas en Nueva York y en el vecino estado de Nueva Jersey en las últimas horas, así como a la explosión de otro artefacto y el ataque de un supuesto simpatizante yihadista con un cuchillo en un centro comercial de Minesota que dejó nueve heridos este fin de semana.


Obama, que ha prometido que “se hará justicia”, ha dicho también que actualmente no se ha encontrado relación entre los ataques en Nueva Jersey y Nueva York y el ataque con cuchillos que ocurrió el sábado en Minnesota (norte) y reclamado por grupo yihadista Estado islámico.

El candidato presidencial conservador insistía en la cadena de televisión FOX: “creo que es algo que puede que vaya ... que quizá ocurra más y más (a menudo) en todo el país”. ”Es un lío y es una vergüenza, y vamos a tener que ponernos muy duros (...) Esto sólo va a ir a peor”, agregó el candidato.

También la candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton, admitió en una rueda de prensa improvisada en el aeropuerto de White Plains, en el estado de Nueva York, que la amenaza terrorista contra EE.UU. “es real”, pero dijo que “también lo es la determinación” de los estadounidenses para hacerle frente. “Los estadounidenses no se van a acobardar”, dijo Clinton, que pidió colaboración a la población por “si ven algo o escuchan algo”, que lo reporten, y advirtió de que los terroristas lo que desean es “minar nuestros valores”, algo que, dijo, no van a conseguir.

Trump, por su parte, se refirió a las posibles “conexiones internacionales” de estos ataques a las que se había referido poco antes el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, y dijo que cree que hay “múltiples conexiones extranjeras” debido a personas que se están infiltrando en EE.UU. para cometer atentados. “Puede que tengamos a muchos grupos (en el país), porque estamos dejando a esta gente venir a nuestra nación para destruirla y hacerla insegura para nuestro pueblo”, dijo Trump, que aprovechó para insistir en su propuesta de endurecer la inmigración. “Hay millones de personas nacionalizadas en EE.UU. de todas partes del mundo (...) No nos dejemos distraer con la retórica antirrefugiados”, dijo por su parte Clinton.

Las autoridades estadounidenses han detenido a una persona identificada como Ahmad Khan Rahami , nacido en Afganistán y nacionalizado estadounidense, que puede estar conectado con las bombas colocadas el pasado fin de semana en Nueva York, mientras que el atacante del centro comercial en Minesota ha sido identificado por su familia como Dahis Adan, un inmigrante somalí.

En el ataque de Minesota nueve personas resultaron heridas el sábado por la noche por Adan, que blandía un cuchillo de cocina, mientras que otras 29 personas resultaron heridas esa misma noche en el barrio neoyorquino de Chelsea al estallar una bomba, poco después de lo cual se halló cerca una olla de presión con explosivos.

Esta madrugada estalló otra bomba en la localidad de Elizabeth, en Nueva Jersey, mientras era revisada por un robot policial, y el sábado a primera hora explotó otro artefacto en Seaside Park (Nueva Jersey) que no ocasionó víctimas ni daños materiales. (La Vanguardia)