martes, 27 de septiembre de 2016

23:36:00
WASHINGTON D.C., 27 de septiembre.- Justo 55 años y 11 meses después de que Estados Unidos retirara a su embajador en Cuba, Barack Obama acaba de proponer al Senado de su país que nombre al diplomático Jeffrey DeLaurentis.

Es un paso de alto simbolismo, pero poco efecto práctico, porque le parece improbable que los republicanos del Senado vayan a permitir la ratificación de DeLaurentis en el cargo, no sólo porque la oposición de una parte significativa de ellos al 'deshielo' con Cuba, sino también porque, más bien, se oponen a cualquier cosa que haga el presidente.

.@POTUS just nominated the first U.S. Ambassador to Cuba in more than 50 years: http://go.wh.gov/vsgGfT

El senador cubano-americano Marco Rubio, que tiene una difícil reelección en noviembre, ha reaccionado al anuncio declarando que va a bloquear el nombramiento, lo que es posible por las normas del Senado de EEUU.

Una posibilidad para Obama es aprovechar la suspensión de las sesiones por el Senado para nombrar a DeLaurentis. La cámara va a estar sin celebrar reuniones a partir de la semana hasta las elecciones del 7 de noviembre.

Formalmente, DeLaurentis es ya equivalente a un embajador en funciones. Es una posición a la que fue elevado en 2015, cuando Estados Unidos y Cuba restablecieron relaciones diplomáticas. Anteriormente, había sido jefe de la sección de intereses de EEUU en La Habana, que entre 1960 y 2014 fue la única representación diplomática estadounidense en Cuba. Desde julio de 2015, Cuba tiene embajador en EEUU, José Ramón Cabañas. 

"La designación de un embajador es un paso adelante de sentido común hacia una relación más normal y productiva entre nuestros dos países", dijo Obama en un comunicado de la Casa Blanca.

El mandatario elogió el rol de DeLaurentis durante el acercamiento diplomático entre los dos países que fue anunciado en diciembre de 2014.

"No hay un servidor público más adecuado para mejorar nuestra habilidad de atraer al pueblo cubano y hacer avanzar los intereses estadounidenses en Cubaque Jeff", añadió.

En julio de 2015, los dos países restablecieron relaciones diplomáticas después de más de medio siglo, y en marzo de este año Obama se convirtió en el primer presidente de Estados Unidos en visitar la isla en 88 años.

La reanudación de relaciones entre los dos países ha traído la reanudación de vuelos comerciales por primera vez en más de 50 años, así como una mayor cooperación en correos y migración.

Pero pese a la reactivación de los lazos diplomáticos de Washington con el gobierno de la isla, Cuba todavía soporta el embargo económico que le impuso su otrora enemigo en 1962, y reclama la devolución del territorio de la base naval de Guantánamo, que ocupa Estados Unidos desde 1903.

Relación

Cuba y Estados Unidos establecieron relaciones diplomáticas el 20 de julio de 2015, tras medio siglo de ruptura y antagonismo. En septiembre pasado, el presidente estadounidense amplió a 12 las categorías de viajeros a Cuba. Y durante su histórica visita a La Habana, en marzo de este año, el mandatario suprimió el requisito que impedía los viajes individuales de estadounidenses. (Pablo Pardo / El Mundo / Expansión)