jueves, 22 de septiembre de 2016

06:55:00
MÉRIDA, Yucatán, 22 de septiembre.- Con el fin de dar a conocer al estudiantado y a los medios los avances y detalles de la petición de aclaración de la tala de árboles suscitada la semana pasada a las afueras del Campus de Ciencias Sociales, Económico-Administrativas y Humanidades de la UADY, líderes estudiantiles acudieron a las oficinas de la Secretaria de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente (Seduma) para hacer entrega de una copia del oficio que le mandaron al alcalde de Mérida, Mauricio Vila Dosal. y para pedir una explicación acerca de los permisos de uso de suelo por el arboricidio cometido por una empresa.

Arboricidio en la carretera a Motul para construir un Súper Akí (foto: Infolliteras)

Xavier Gracidas Cabanillas, Consejero Alumno, señaló a través de un comunicado que ahí les explicaron que tienen autorizaciones por parte de Semarnat para cambio de uso de suelo y también la autorización de fraccionamiento por parte de la Secretaría para la construcción del fraccionamiento, pero nunca aclararon sobre la tala de los árboles. Ellos presentaron la actividad urbana ambiental para la zona comercial que salió positiva, pero lo que no terminaron de meter fue el informe preventivo.


Ahí les explicaron que ellos nunca entregaron el permiso correspondiente ya que tanto la constructora como la empresa del supermercado Akí - de Grupo San Francisco de Asís, propiedad de la familia Abraham- nunca valoraron el desarrollo total de los todos los procesos y que efectivamente empezaron la tala de árboles sin el consentimiento de la Seduma.

Por ello, la dependencia estatal está tomando cartas en el asunto y ya comenzaron las visitas correspondientes.

El secretario, Eduardo Batllorí Sampedro, señaló que ignora si el Ayuntamiento de Mérida otorgó el permiso de construcción para proceder con la tala, sin embargo, puntualizó que para obtener este documento por regla se debe entregar un dictamen de impacto ambiental ante la Seduma, por lo que les va a hacer una notificación para que acudan a sus oficinas para que puedan presentar sus argumentaciones.

Cada vez más estudiantes se suman y solidarizan para esclarecer y resarcir el daño provocado al medio ambiente ocurrido a las afueras del campus. (José Repetto con información de Xavier Gracidas)