jueves, 29 de septiembre de 2016

06:29:00
Carlos Loret de Mola Álvarez

Este martes por la mañana, la Procuraduría General de la República solicitó a un juez del Estado de México una orden de aprehensión contra el ex gobernador de Sonora, el panista Guillermo Padrés Elías. Así me lo revelan fuentes del Poder Judicial, que tiene ahora el caso en sus manos.

Hasta el cierre de esta columna, el juez seguía analizando los expedientes, pero se espera que en breve defina otorgar la orden de aprehensión, con lo que la Procuraduría podrá intentar detener a Padrés, a quien los escándalos de corrupción persiguen desde que era mandatario en funciones.

Las autoridades de Sonora calculan en 32 mil millones de pesos el presunto desfalco de Padrés y su clan al presupuesto.

Quizá de todos sus expedientes negros, el más emblemático es el de su gigantesco rancho, en el que mandó construir una presa; y luego, para esconder que lo había hecho, la mandó demoler. El asunto lo pinta como uno de esos reyezuelos destanteados que creen vivir en otra época.
El ex gobernador de Sonora, Guillermo Padrés Elías.

Pero fueron muchos más los escándalos, al grado que en las elecciones del año pasado el PAN perdió esta gubernatura y la recuperó el PRI, con Claudia Pavlovich Arellano como candidata. Tan pronto tomó posesión, empezaron a agolparse los expedientes contra su antecesor: según la Fiscalía Especializada para Investigar Hechos de Corrupción en Sonora, hay aproximadamente 300 expedientes en contra de la gestión de Padrés, notablemente contra las secretarías de Salud y Seguridad Pública, y el Instituto Estatal de Infraestructura Educativa. Más de 250 de quienes fueron sus funcionarios están siendo investigados; tres ex integrantes de su gabinete están presos acusados de extorsión, fraude y asociación delictuosa; y otros tres salieron libres bajo fianza, pero están sujetos a proceso.
Una treintena de esos asuntos, según información pública y oficial, escalaron hasta la Procuraduría General de la República. Su titular, Arely Gómez González, supervisó los casos que pudieron acreditarse con mayor solidez y llevarse ante un juez del Estado de México, al solicitar la orden de aprehensión contra Guillermo Padrés Elías.

El ex gobernador de Sonora —quien todavía es militante panista, pues este partido no ha concluido su proceso de investigación y posible expulsión— ha promovido 28 amparos, 26 de ellos a su persona y dos en conjunto con tres de sus hermanos. Según datos del gobierno de la priista Pavlovich, su activa defensa jurídica la lleva el panista y ex procurador General de la República Antonio Lozano Gracia.

Saciamorbos

Debe seguir Javier Duarte. Se sabe que en la PGR le están afinando el expediente con objeto de que corra la misma ruta que Padrés. Veremos. En el SAT, mientras tanto, ya es oficial que están bajo la lupa el ex mandatario de Quintana Roo, Roberto Borge, y 77 de sus colaboradores.— Ciudad de México.

historiasreportero@gmail.com