domingo, 25 de septiembre de 2016

17:49:00
VANCOUVER, Canadá, 25 de septiembre.- El príncipe Guillermo y su esposa Catalina, duques de Cambridge, recorrieron esta ciudad acompañados por sus anfitriones, el primer ministro Justin Trudeau y su esposa Sophie Gregoire Trudeau. Hubo protestas de comunistas antimonárquicos que pasearon una "guillotina" de madera ante la Sociedad de Servicios al Inmigrante.

Llegaron a la ciudad sin sus hijos, que permanecieron en la ciudad de Victoria mientras sus papás visitan otras partes de British Columbia y del oeste de Canadá hasta el 1 de octubre.

La pareja real británica llegó el domingo desde Victoria a Vancouver, donde miles de personas les dieron una ruidosa bienvenida. Ambos trataron de estrecharle la mano a la mayor cantidad de gente que pudieron.

Posteriormente la pareja visitó un centro para mujeres con adicciones a las drogas y el alcohol que están embarazadas o criando.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau; su esposa Sophie Gregoire Trudeau; Guillermo y Catalina, duques de Cambridge, reaccionan al ver jugar a unos niños. (Reuters)

Una integrante del personal los presentó a una niña de 5 años, que les regaló unos osos de peluche.

“A Jorge le encantaría esto”, dijo Guillermo, quien vestía un traje negro, al aceptar el oso.

Carlota, de 1 año, efectúa su primer viaje al extranjero, mientras que Jorge, de 3, está en su segundo.

Malcriado el principito

Cuando el príncipe Guillermo y la duquesa de Cambridge, acompañados de sus hijos Jorgito y Carlota, llegaron a Canadá con el objetivo de recorrer los extensos territorios canadienses, una situación incómoda tuvo lugar para el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau.

Trudeau fue a recibirlos al aeropuerto y tras saludar al matrimonio, se arrodilló para ofrecer "chocar los cinco" como se dice habitualmente, con el pequeño príncipe George, de 3 años. El intento -grabado y difundido como cada paso que da una familia real- fue un fracaso porque el niño no mostró ningún interés en seguirle la gracia al primer ministro (enlace al video).

Cinco años después de su primer viaje a Canadá durante su luna de miel, Guillermo y Catalina recorrerán durante ocho días los paisajes de la costa canadiense en el Pacífico, hasta Yukon en el norte, con actividades en comunidades amerindias o pobres. Jorge, de 3 años, y la pequeña Carlota, de 16 meses, se quedarán con su niñera en Victoria, capital de Columbia Británica en la isla de Vancouver. (AP / AFP /Daily Mail / The Sun)