jueves, 15 de septiembre de 2016

19:28:00
MÉRIDA, Yucatán, 15 de septiembre.- En el marco del 7° Congreso Internacional de la Familia, el Ayuntamiento de Mérida fue reconocido por el Sistema DIF Nacional, con el distintivo “Municipio Familiarmente Responsable”, por su aplicación de programas que contribuyen al fortalecimiento de la familia. 


La profesora Loreto Villanueva Trujillo, directora del DIF Municipal, en representación del alcalde Mauricio Vila Dosal, recibió en días pasados, en la Universidad Autónoma de Coahuila, el reconocimiento y distintivo, de manos de la señora Laura Vargas Carrillo, directora del DIF Nacional, quien aseguró que cada uno de los ganadores comprobó su compromiso con el desarrollo de sus comunidades.

“Nos llegan programas muy exitosos, programas que realmente inciden en un cambio de vida en la gente, que es lo que queremos; en México tenemos cosas muy buenas como ya se dijo aquí y a veces nosotros mismos no las vemos, tenemos que sacarlas,  decirlas y creérnosla para poderlas disfrutar”, señaló  Vargas Carrillo.

Agregó que hay programas importantísimos que han cambiado muchas vidas, programas que llegan a la gente que más lo necesita, y a las comunidades más lejanas y me da mucho gusto que podamos hacer este reconocimiento, tanto las menciones honorificas como quienes ganaron el Distintivo, todo el reconocimiento del DIF Nacional para ustedes”.

Con el programa “Red Antibullying” del DIF Municipal, el Ayuntamiento, le da a Yucatán su primer Distintivo Municipal en el Estado. En 2014 se hizo el primer concurso y cuatro municipios fueron ganadores en ese entonces; en el 2015, fueron 6 los municipios que recibieron el reconocimiento, y este año, fueron 11.

“Nos compromete definitivamente a trabajar más, a buscar nuevas estrategias para beneficiar a más ciudadanos; creo que esta es la mejor manera de corresponder a este nombramiento, como bien dijeron las autoridades nacionales, nosotros como municipio tenemos un mayor compromiso con los ciudadanos, porque somos las instancia de gobierno más cercana a ellos”, comentó Villanueva Trujillo.

Hasta el pasado mes de junio la Red Antibullying, que trata la problemática del acoso escolar, había registrado un total de 9, 032 personas beneficiadas: 7, 419 de ellos son niñas y niños en edad preescolar y escolar; 913 adolescentes; y 700 adultos. Los puntos donde recibieron la sensibilización al tema, fueron en 96 espacios diferentes como escuelas, Comisarías, Centros comunitarios, Cendis y espacios públicos.

“Vamos a redoblar esfuerzos para llegar a más familias y para prevenir el acoso escolar, pero también la obesidad, el embarazo adolescente, la violencia intrafamiliar, la omisión de cuidados en los adultos mayores y otros problemas, haciendo llegar la información adecuada y emprendiendo acciones enfocadas a alcanzar mayores beneficios para más ciudadanos”, señaló. Seguiremos trabajando para frenar la violencia escolar y también la que ocurre en otros espacios o núcleos; hace unas semanas celebrábamos que el Tribunal Superior de Justicia certificó a nuestros licenciados en derecho como mediadores y hoy recibimos este otro reconocimiento, también por promover la cultura de la paz y el respeto” expresó la directora del DIF Mérida.

Agregó: “La lucha en contra de cualquier forma de violencia que dañe y frene el desarrollo de las y los habitantes de Mérida y sus comisarías, implica el desarrollo de herramientas de prevención y comunicación que nos permitan mantener un diálogo permanente y abierto con la sociedad”.

La Red Antibullying es una estrategia dirigida a revertir las crecientes cifras del acoso escolar, problemática que afecta la relación de convivencia sana entre los niños, niñas, adolescentes, así como a las familias y al sistema educativo.

Mediante talleres, ferias, rallys, pláticas y actividades, se busca cumplir con estrategias de prevención, informar a la sociedad en general sobre el concepto de acoso escolar y sus consecuencias en cualquiera de sus modalidades.

También busca orientar a niñas, niños y adolescentes sobre la importancia de tener estilos de vida y convivencia saludable, a los maestros y padres de familia con programas sobre la manera en que se puede prevenir o intervenir cuando se ha detectado bullying  y proponer pláticas, talleres, grupos de apoyo que apoyarán el cambio de acciones para lograr una sana convivencia en los hogares y las escuelas. (Boletín)