miércoles, 28 de septiembre de 2016

23:27:00
MÉRIDA, Yucatán, 28 de septiembre.- A propuesta del alcalde, Mauricio Vila Dosal, el Cabildo aprobó por unanimidad la donación de una fracción de terreno ubicado en Francisco de Montejo que se destinará para la construcción de la Unidad de Medicina Familiar del IMSS, en beneficio de quienes viven en la zona y en colonias aledañas.

En el acuerdo se establece la división en tres fracciones del predio marcado con el número 230 de la calle 30 de Fco. De Montejo quedando de la siguiente manera: fracción 1 calle 30 # 230 X 29, fracción 2 con calle 30 # 232 X 29 Fco. de Montejo y fracción 3 con calle 29 # 217 X 30.

La fracción 1 –calle 30 # 230 Fco. De Montejo- con una superficie de 6,000 m2 y con valor de $5.6 millones, se destinará para la construcción de la Unidad de Medicina Familiar.

El alcalde Mauricio Vila Dosal recordó que esta es la segunda donación que realiza el Ayuntamiento de Mérida para una clínica del IMSS, pues la primera se oficializó el pasado 23 de febrero mediante la firma de escritura pública de donación de un terreno a la institución para la construcción de una Unidad de Medicina Familiar en el Fraccionamiento “Los Héroes”.

La salud de los meridanos, compromiso de Mauricio Vila.

La extensión de ese terreno fue de 16,100 metros cuadrados, y su valor es de $9 millones, según informó el director del Catastro, Heyde Zetina Rodríguez. En total, dijo, la suma del valor de ambos terrenos alcanza los $14.5 millones.

El coordinador de los regidores del PAN, Mauricio Díaz Montalvo, se congratuló por la aprobación de la propuesta del alcalde, Mauricio Vila, para que se done una fracción de terreno en Francisco de Montejo al IMSS, que servirá para la construcción de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) en ese espacio que beneficiará a los vecinos de la zona.

"Felicito al alcalde porque este es un compromiso cumplido que, desde antes de que tome el cargo como alcalde, se comprometió con los vecinos de Fco. de Montejo para facilitar los procesos y puedan tener un espacio para la construcción de una Unidad de Medicina Familiar", dijo.

Durante la sesión ordinaria de Cabildo, celebrada este día, Díaz Montalvo manifestó que esta era una solicitud añeja de los ciudadanos.

-Por el crecimiento de la ciudad y del número de derechohabientes del IMSS, es necesaria y urgente la construcción de una Unidad de Medicina Familiar para el servicio de los meridanos-agregó.

Durante su intervención, el regidor Mauricio Díaz Montalvo manifestó que con esta propuesta aprobada, el alcalde Mauricio Vila cumple su compromiso de campaña

Vila Dosal manifestó que con estas acciones el Ayuntamiento refrenda el compromiso que existe con los meridanos para mejorar su calidad de vida, en lo relacionado con la atención a su salud.

-Desde el principio de este gobierno asumimos el humanismo para el desarrollo de nuestras políticas públicas, asimismo asumí el compromiso de trabajar de manera coordinada con los tres órdenes de gobierno, principalmente en temas que representen un mayor beneficio social para los meridanos, como lo es la salud  -enfatizó.

Como se recordará, en sesión ordinaria, el 12 de noviembre del año pasado, el Cabildo aprobó la donación de terrenos a favor del IMSS, a fin de que este instituto construya una Clínica, a consecuencia de que el número de derechohabientes en esa zona registra un importante crecimiento.

-Esta donación, agregó, representa un esfuerzo más del Ayuntamiento de Mérida para llevar al cabo con éxito una política del diálogo y una muestra de que la búsqueda del bien común nos une a todos los que tenemos como responsabilidad la tarea de gobierno -puntualizó  Vila Dosal.

Agregó que con la aprobación de su propuesta por parte del Cabildo hoy se abre para los habitantes de los nuevos desarrollos habitacionales del Oriente, Nororiente y Poniente de la ciudad la posibilidad de recibir atención médica en instalaciones de primera calidad en la cercanía de sus hogares y con las ventajas que esto representa- apuntó.

El alcalde manifestó que Mérida está creciendo aceleradamente, pues con cerca del millón de habitantes, plantea muchos retos. En 2003, la ciudad de Mérida tenía una extensión de 8,500 hectáreas, hoy cuenta con cerca de 24,000, de manera que la ciudad ha crecido tres veces más que hace 12 años.

-Eso implica el reto de poder llevar los servicios públicos y de crear la infraestructura que necesita la ciudad, de tal suerte que tenemos que ser proactivos y tener una visión de futuro para atender las demandas ciudadanos.