viernes, 16 de septiembre de 2016

11:03:00
MÉRIDA, Yucatán, 16 de septiembre.- Una invitación a enaltecer nuestras raíces indígenas y a contribuir a la preservación de la cultura en el estado, fue el tema central de los mensajes de autoridades y representantes del arte local en la conmemoración del LIX Aniversario Luctuoso del poeta Antonio Mediz Bolio.


En representación del Gobernador Rolando Zapata Bello, el titular de la Secretaría de la Cultura y las Artes (Sedeculta), Roger Metri Duarte, encabezó ayer jueves por la mañana la ceremonia alusiva a dicho personaje, que se llevó a cabo en los jardines del Centro Estatal de Bellas Artes (CEBA).

Yucatán es un lugar bendecido por ilustres personajes como la recién fallecida maestra Beatriz Rodríguez Guillermo y el gran poeta Mediz Bolio, quienes vivirán más allá de lo terrenal gracias a su legado, que debe servir de inspiración a las nuevas generaciones, precisó el funcionario.

Por su parte, el reconocido literato Roldán Peniche Barrera fue el encargado de leer la semblanza del homenajeado, en la que destacó el valor de su obra literaria, vigente hasta nuestros días por la pasión hacia la tierra yucateca impresa en ella.

El Chilam Balam de Chumayel, publicado en 1937, es evidencia clara de la influencia del pensamiento de Mediz Bolio en la actualidad, ya que es un libro reeditado constantemente y que la Universidad Autónoma de México (UNAM) ha incluido como parte de la Biblioteca del Estudiante Universitario, así como texto de consulta para muchos escritores, que lo usan como fundamento de sus producciones sobre asuntos mayas, explicó el orador.

En el mismo sentido, el investigador Carlos Bojórquez Urzaiz, luego de solicitar a la concurrencia un minuto de silencio en memoria de Rodríguez Guillermo, habló sobre la estrecha relación entre la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) y el autor de La tierra del faisán y del venado.

Además, hizo referencia a la aportación que el poeta más universal de Yucatán hizo al ámbito jurídico. Recordó cómo, en 1907, el joven Mediz Bolio presentó la tesis El derecho de huelga, en la que se impulsa este tópico laboral poco promovido durante el la época del Porfiriato.

Como parte del homenaje, se efectuó la lectura del poema Mi tierra es mía. Canto del hijo de Yucatán, a cargo de la actriz y dramaturga Lupita López, con el acompañamiento musical del Trío Trovanova.

Finalmente, se procedió a la colocación de una ofrenda floral al pie del busto del poeta y se montó una guardia de honor a cargo de Metri Duarte, acompañado de los oradores y los directores del CEBA, Rita Castro Gamboa; del Centro de Educación Artística (Cedart), Yolanda Tamayo Campos, y de Desarrollo Cultural y Artístico de la Sedeculta, Alejandro Pérez López, así como del jefe del Departamento de Literatura de la misma institución, Jorge Cortés Ancona.

Por último, personal de la dependencia estatal y alumnos de la secundaria del Centro de Formación Básica y Sensibilización Artística, presentaron sus respectivos respetos al escritor. (Boletín)