viernes, 16 de septiembre de 2016

23:26:00
Pedro Echeverría V.

1. A mí y al mundo nos ha ayudado Julian Assange –refugiado preso en la embajada de Ecuador- con sus miles de denuncias, a entender los que sucede políticamente en el planeta, así como los asesinatos de los gobiernos de EEUU en el universo. Assange ha sido perseguido y detenido de forma arbitraria porque logró sacar y publicar decenas de miles de papeles o documentos comprometedores de los EEUU. Vive desde 2012 en la embajada de Ecuador en Londres, donde se refugió para eludir su extradición a Suecia. El periodista australiano teme que Suecia lo entregue a Estados Unidos, donde es buscado por la divulgación, a través de la plataforma Wikileaks, de documentos diplomáticos confidenciales.

2. Si en vez de Assange estuviera nuestro conterráneo El Chapo Guzmán ya hubiera escapado con seguridad construyendo los túneles necesarios que lo sacaran por el río Támesis hasta salir en territorio francés. O quizá se hubiese metido en el tambo de la basura que todos los días se arroja también muy cerca del río. ¿Será que de los miles de millones de amigos y admiradores con que cuenta Assange ninguno hemos tenido alguna idea para arrancarlo de la embajada a pesar del acordonamiento que sufre por la policía y el ejército internacional? ¿Quién puede olvidar que hace algunos años el gobierno inglés detuvo el avión de Evo Morales pensando que él se llevaba a Assange para liberarlo en Bolivia?

3. Esos pueblos de países subdesarrollados que aún poseen tonta admiración por gobiernos monárquicos y sus servidores los gobiernos burgueses, con el encarcelamiento del héroe Julian Assange por el gobierno inglés en la maravillosa y solidaria embajada de Ecuador, se puede demostrar que el inglés es un gobierno fascista. Assange hizo una revolución al publicar de qué manera el gobierno yanqui ha esquilmado, engañado y hecho negocios en el mundo, incluso llevándolo a la guerra. Con la publicación de cientos de miles de documentos “secretos”, el mundo se ha enterado de la complicidad asesina de gobiernos del Reino Unido, EEUU y Suecia. Por ello hay que ayudar a Assange exigiendo su libertad inmediata.

4. Después de Assange y su Wikileaks, surgieron las denuncias de Snowden y del sargento Bradley Mannin. Este último decidió entregarse a las pocas semanas con la condición de que no le aplicaran la pena de muerte; Edward Snowden, con 33 años de edad, comenzó a bajar documentos en 2012, actualmente radica en Moscú; se ha publicado que también busca entregarse en EEUU pidiendo que no sea asesinado. Assange es australiano de 45 años y sabe que por sus denuncias los yanquis están dispuestos a asesinarlo sin juicio alguno. ¿Qué ideas podemos aportar los seguidores de Assange que permita su liberación total? Tienen que estar fuera de la “legalidad gubernamental” porque de éstas se han probado todas.

5. Para perseguir a Assange se le inventó –como sucede en México y en el mundo a los luchadores sociales- que tuvo relaciones sexuales con dos pinches prostitutas suecas y no les pagó el servicio. La realidad es que a todas estas amigas se les paga el servicio, pero como eran policías enviadas a propósito por el imperialismo, exigieron precios en oro. Obviamente esa acusación es un invento y un pretexto absolutamente falso creado para joder al personaje que en ese momento era el peor enemigo del imperio. ¿Si por falta de un movimiento mundial de protesta contra el gobierno inglés, qué pasaría si en varios países se llenará de denuncias y de pintas las embajadas inglesas exigiendo la libertad de Snowden trasladándolo a Ecuador de Rafael Correa?

6. Esos malditos gobiernos yanquis no dejen de joder. El pinche negro Obama no le hizo honor a su raza, porque gobernó como un blanco asesino yanqui. Cientos de miles de negros fueron asesinados en siglos pasados y hoy continúan los racistas acabando con ellos. ¿Para qué les sirvió a los electores gringos tener un gobernante que se veía distinto para luego resultar exactamente lo mismo? Pienso que si vivieran los negros Malcom X (asesinado en Manhattan en 1965), Ángela Davis, Stoke Carmichael o el mismísimo pacifista Luther King, hubiesen encabezado movimientos de protesta contra Obama por no representar con dignidad a su raza. Pensé que Obama desaparecería por decreto al Kukuxklán (grupo yanqui ultrafascista asesino); no lo hizo y deja al país en peores condiciones y sin la esperanza que las cosas cambien en beneficio de los negros. (16/IX/16)