jueves, 4 de agosto de 2016

01:24:00
MÉRIDA, Yucatán, 4 de agosto.- En gira por cuatro municipios del Sur, el delegado de la Sedatu en Yucatán, Wílliam Renán Sosa Altamira supervisó los avances del programa "Recámara Adicional Rosa", cuya finalidad es abatir el hacinamiento y mejorar las condiciones de vida de las familias que habitan en las regiones más pobres del Estado.


Con el objetivo que cada grupo familiar reciba su cuarto en tiempo y forma, el delegado visitó a los beneficiarios y convivió en cada hogar platicando con las amas de casa y sus hijos.


Tal es el caso de la señora  Damiana Can Hau, de 57 años de edad, que habita con su familia integrado por 16 personas en una casa hecha de palos, con piso de tierra, en el municipio de Tekax, donde todos los días se levanta desde muy temprano para darle de comer  a sus hijas y a su nieta.

La señora Can Hau agradeció al delegado la visita y que esté al pendiente que los apoyos se los den a los que realmente lo necesitan.

Sosa Altamira se trasladó luego a Peto, en la comisaría de Yaxcopil, donde platicó con la ama de casa Laura  Eneida Góngora Caamal, quien vive con sus padres, esposo e hijos en una modesta casa de paja.

Luego de supervisar las obras, se dirigió a Tzucacab. Allī  habló con la señora de la tercera edad Nidia Concepción Sosa Palomino y su familia, quienes ahora tendrán una vivienda digna, que les permitirá mejorar sus condiciones de vida. La familia agradeció al funcionario por el apoyo que les brinda la SEDATU.

Posteriormente, el delegado fue a Homún, donde visitó varias viviendas y explicó a los vecinos los beneficios que genera este programa que impulsan el presidente, Enrique Peña Nieto y la titular de Sedatu, Rosario Robles Berlanga.

“Los Cuartos Adicionales son para la gente que vive en el hacinamiento, para las familias que realmente lo necesitan. Con esta mejora en sus viviendas, ya no existirá el abatimiento en las familias y ayudará a que los jóvenes y niñas crezcan en armonía y seguridad”, afirmó  Sosa Altamira, quien ofreció gestionar otras obras para seguir mejorando sus viviendas.

La estrategia consiste, en construir cerca de 3 mil cuartos adicionales o “cuartos rosas” en Yucatán, donde mujeres, niñas y jóvenes, tengan su propio espacio para dormir, donde puedan crecer con dignidad. (Boletín)